Infolaft resume a continuación la exposición hecha por Jennifer Shasky Calvery, directora de la UIF de EE.UU. (Fincen por su sigla en inglés), durante la 14ª Conferencia Anual de Fiba contra el Lavado de Dinero. Durante su intervención Shasky explicó en qué consiste el novedoso ROS de marihuana y explicó cuáles son los principales retos de la unidad que dirige para este 2014.

 

DDC con distribuidoras de marihuana

Jennifer Shasky, directora de Fincen, informó que el 14 de febrero de 2014 la entidad a su cargo, en coordinación con el Departamento de Justicia de EE.UU., emitió la guía FIN-2014-G001 que hace claridad sobre el proceso de debida diligencia del cliente que deben efectuar las instituciones financieras que prestan servicios a las empresas dedicadas al negocio de la marihuana. Según Shasky, ‘‘la guía aclara que las instituciones financieras pueden ofrecer servicios a empresas relacionadas con la marihuana en consonancia con sus obligaciones de la Ley de Secreto Bancario (BSA por su sigla en inglés)’’.

‘‘Proporcionar claridad en este contexto debería mejorar la disponibilidad de servicios financieros para las empresas de marihuana y mitigar los peligros asociados con la realización de negocios en efectivo’’, indicó. La funcionaria también señaló que la aplicación de la ley proporcionará un mayor conocimiento del negocio de la marihuana en general y a su vez permitirá concentrarse en aquellas actividades del negocio que representen problemas de alta prioridad.

De acuerdo con la guía, los siguientes son los puntos fundamentales del proceso de debida diligencia que las entidades financieras deben realizar a empresas relacionadas con el mercado de la marihuana:

 

  • Verificar con las autoridades estatales apropiadas si el negocio está debidamente autorizado y registrado.
  • Revisar la solicitud de licencia (y documentación relacionada) presentada por la empresa para la obtención de una licencia del Estado para operar su negocio.
  • Solicitar a la concesionaria de licencias del Estado la información disponible acerca de empresas afines y partes relacionadas.
  • Hacer seguimiento permanente de fuentes disponibles al público para detectar información adversa de las partes comerciales conexas y de la actividad de la propia empresa, incluyendo los tipos de productos que se venderán y el tipo de clientes.
  • Monitorear continuamente la actividad sospechosa, incluso de cualquiera de las señales de alerta que se suministran en el documento.
  • Actualizar la información obtenida en el marco de las medidas de debida diligencia sobre una base periódica y proporcional al riesgo.

 

Respecto a la información sobre la licencia estatal de funcionamiento, la guía aclara que ‘‘en conexión con tal debida diligencia del cliente, una institución financiera puede confiar razonablemente en la exactitud de la información proporcionada por las autoridades de concesión de licencias del Estado (…)’’.

 

¿Cuándo presentar un ROS?

La guía manifiesta que la obligación de presentar un ROS no se ve afectada por ninguna ley estatal que legalice actividades relacionadas con la marihuana. Sobre este punto aclara que una institución financiera debe presentar ROS si sabe, sospecha o tiene motivos para sospechar que una operación intentada o llevada a cabo cuenta con las siguientes características:

 

  1. Si involucra fondos derivados de una actividad ilegal o es un intento de disfrazar los fondos derivados de una actividad ilegal
  2. Si está diseñada para evadir los reglamentos promulgados en virtud de la ley de Secreto Bancario (BSA).
  3. Si carece de un negocio o propósito lícito aparente.

 

Los retos de la lucha contra el LA/FT

Monedas virtuales

Según Shasky, en lo referente a la moneda virtual, luego del caso de Liberty Reserve, ‘‘es evidente que la industria de la moneda virtual ha llegado a una encrucijada’’. La directora de Fincen señaló que ‘‘(…) todos estamos de acuerdo en que los riesgos son demasiado altos –tanto para la industria y el gobierno– como para permitir que los sistemas de moneda virtual sean utilizados por los malos actores’’.

En este sentido, ‘‘Fincen seguirá aprovechando los conocimientos que hemos adquirido a través de nuestros esfuerzos de regulación, el uso de medidas financieras específicas, el análisis de la información financiera que recopilamos, el estudio independiente de la moneda virtual (…) y la colaboración con nuestros muchos socios en la aplicación de la ley para proteger la integridad y la transparencia del sistema financiero de Estados Unidos’’.

 

Testaferros

La directora de Fincen reveló que un área de creciente preocupación para la entidad son los terceros lavadores de dinero, a los cuales calificó de ‘lavadores profesionales’. ‘‘Usando sus conexiones, su experiencia profesional y su influencia, los lavadores de dinero de terceros transfieren fondos en nombre de los demás, a sabiendas de que los fondos están involucrados en actividades ilícitas. Esto (…) permite a los delincuentes eludir los controles contra el lavado de dinero, tanto en Estados Unidos como en el extranjero’’.

De acuerdo con la funcionaria, los lavadores de dinero de terceros usan diferentes esquemas para infiltrar las instituciones financieras, entre los que se encuentran las empresas de fachada, la documentación falsa, la utilización de su influencia política para facilitar la actividad económica, además del hecho de ejercer influencias inadecuadas sobre los empleados clave en instituciones financieras.

 

El problema del efectivo

Por otra parte, anticipó que Fincen está tratando de lograr un mejor manejo en el uso del dinero en efectivo en las bolsas de valores de otros países. Por ejemplo, señaló que recientemente en México las casas de bolsas empezaron a traer dólares en efectivo hacia los Estados Unidos y lo depositaron en los bancos estadounidenses. ‘‘Las instituciones financieras de Estados Unidos que se ocupan de las sociedades de valores extranjeras deben ser conscientes de su fuente de financiación, dado el elevado tráfico de drogas y los riesgos de lavado de dinero asociado con dólares en efectivo de los Estados Unidos desde México’’.

Agregó que en términos más generales cuando las empresas de valores ofrecen servicios similares a los bancos, también deben tener en cuenta las vulnerabilidades asociadas con la participación en este tipo de servicios y asegurarse de que sus programas de cumplimiento sean proporcionales a dichos riesgos.

 

Contrabando

De acuerdo con lo expuesto por Shasky, este es ‘‘uno de los métodos más populares utilizados por los grupos de delincuencia organizada transnacional para mover su dinero en todo el mundo’’. La directora de Fincen observó que al movilizar sus ganancias ilegales –a menudo a través del sistema bancario formal– los delincuentes son capaces de ocultar sus ganancias ilícitas como transacciones comerciales legítimas. ‘‘En el proceso las organizaciones criminales son capaces de explotar la documentación compleja, y a veces confusa, que se asocia frecuentemente con las transacciones comerciales legítimas’’.

Hacia el futuro Fincen pretende utilizar nuestras nuevas herramientas analíticas avanzadas, no sólo para detectar, sino para anticipar las actividades de lavado de dinero a través del contrabando. ‘‘Este tipo de análisis mejorará considerablemente nuestros esfuerzos al permitir que nos centremos en las regiones o sectores financieros donde el lavado de dinero u otros delitos financieros son más frecuentes’’.