La Oficina de Control de Activos Extranjeros (OFAC por su sigla en inglés) informó la emisión de una multa aproximada a U$8.6 millones de dólares contra el Bank of Tokyo-Mitsubishi UFJ, tras comprobar que realizó transacciones con varios países sancionados por Estados Unidos.

 


 

OFAC señaló a través de un documento informativo que entre abril de 2006 y marzo de 2007 el Bank of Tokyo-Mitsubishi UFJ realizó decenas de transacciones con Irán, Birmania, Sudán y Cuba, en clara violación de las sanciones RTI, RSE, SSR y CACR.

De acuerdo con el informe, la entidad financiera estableció ‘‘prácticas diseñadas para ocultar la implicación de países o personas sujetas a sanciones de Estados Unidos’’ al radar de las autoridades, esto a través de empleados que ‘‘sistemáticamente eliminaron u omitieron cualquier tipo de información que hiciera referencia a las sanciones’’ con el fin de evitar el bloqueo o rechazo de los fondos.

Según la autoridad estadounidense, el Bank of Tokyo-Mitsubishi UFJ procesó cerca de 97 transferencias de fondos por un valor aproximado a U$5.9 millones de dólares a través de su sucursal en Nueva York y de otros bancos que operan en EE.UU.

Con el pago de la multa, exactamente U$8 571 634 dólares, el Bank of Tokyo podrá ‘‘resolver la responsabilidad civil potencial’’ que le acarrean las fallas acaecidas en su sistema de prevención del lavado de activos.

 

Cooperación del banco

OFAC cuestiona duramente al banco al señalar que ‘‘ocultó la participación de sancionados, algo que demuestra desprecio por las normas estadounidenses’’, incluso asevera que ‘‘el Gerente General del Centro de Operaciones en Tokyo sabía o tenía razones para saber que los empleados fueron instruidos para manipular las instrucciones de pago’’.

No obstante lo anterior, reconoce que cuando la alta dirección se enteró de las malas prácticas (2007) inició de inmediato una revisión interna de la información del histórico de transacciones y una vez realizado ese ejercicio, la misma entidad financiera fue la encargada de revelar las inconsistencias.

 

 

Comunicado en el que el Bank of Tokyo notifica de la multa