Las direcciones encargadas de perseguir las finanzas ilícitas y de judicializar lavadores fueron modificadas.

 

El Fiscal General de la Nación, Néstor Humberto Martínez, expidió la resolución 2358 del 29 de junio de 2017 por medio de la cual redistribuyó los cargos al interior del ente acusador.

Con esta resolución, que incluye cambios en los cuadros directivos de la Fiscalía, se materializó el cambio de la estructura interna de la entidad fijado recientemente por el Decreto 898 de 2017, el cual modificó las direcciones especializadas encargadas de perseguir el lavado de activos. Según dicho Decreto, la nueva estructura es la siguiente:

 

  • Dirección Especializada contra las Organizaciones Criminales.
  • Dirección Especializada contra la Corrupción.
  • Dirección Especializada contra el Narcotráfico.
  • Dirección Especializada contra las Violaciones a los Derechos Humanos.
  • Dirección de Justicia Transicional (incluye una Delegada para las Finanzas Criminales).
  • Dirección Especializada contra el Lavado de Activos.
  • Dirección Especializada de Extinción del Derecho de Dominio.
  • Dirección Especializada de Investigaciones Financieras.

 

El principal cambio es que se separó la lucha contra el narcotráfico y el lavado de activos, la cual estaba concentrada en la anterior Dirección de Fiscalía Nacional Especializada Antinarcóticos y Lavado de Activos. Ahora hay dos direcciones, una se encarga de investigar el lavado (Dirección Especializada contra el Lavado de Activos) y otra de perseguir el narcotráfico (Dirección Especializada contra el Narcotráfico).

Por otra parte, se creó una nueva Dirección Especializada de Investigaciones Financieras y dentro de la Dirección de Justicia Transicional se creó una oficina Delegada para las Finanzas Criminales.