16 compañías designadas por OFAC

La Oficina de Control de Activos Extranjeros (OFAC, por su sigla en inglés) designó a 16 compañías, en su mayoría con sede en México, que habrían actuado como fachada para lavar el dinero producido a través del tráfico de efedrina y pseudoefedrina, dos alcaloides utilizados con frecuencia para fabricar metanfetaminas. La designación también incluyó a dos presuntos lavadores.

 

Las empresas

 

La OFAC notificó en un comunicado de prensa el  pasado jueves 12 de abril, la designación en su lista de Narcotraficantes Especialmente Designados (SDNTK) de 16 empresas de origen mexicano y panameño, ante las sospechas que se tienen sobre éstas por su posible uso para la comisión del delito de lavado de dinero.

 

 

Según la autoridad estadounidense, las sociedades ‘‘tienen una gama de actividades comerciales que va desde bienes raíces (inmobiliarias) y construcción, hasta actividades farmacéuticas’’. A continuación se detallan las compañías y, en algunas, su respectivo sector:

  • Desarrollo Arquitectónico Fortia, S.A. de C.V. (Empresa del sector de la construcción)
  • Desarrollos Inmobiliarios Citadel, S.A. de C.V. (Empresa del sector inmobiliario)
  • Desarrollos Turísticos Fortia, S.A. de C.V.
  • Dispositivos Industriales Dinámicos, S.A. de C.V.
  • Distribuidora Life, S.A. (Empresa de origen panameño. Única por fuera de México)
  • Distribuidora Médica Hospitalaria, S.A. de C.V.
  • El Palomar Car Wash, S.A. de C.V. (Empresa dedicada al lavado de vehículos)
  • Fortia Baja Sur, S.A. de C.V.
  • Geofarma S.A. de C.V. (Empresa del sector farmacéutico)
  • Grupo Comercial San Blas, S.A. de C.V. (Empresa del sector comercio)
  • Grupo F y F Medical Internacional de Equipos
  • Promociones Citadel, S.A. de C.V. (Empresa del sector de la construcción)
  • Punto Farmacéutico S.A. de C.V. (Empresa del sector farmacéutico)
  • Scuadra Fortia, S.A. de C.V.
  • Tecnología Óptima Corporativa S. de R.L. de C.V.
  • Unión Abarrotero de Jalisco S.C. de R.L. de C.V. (Empresa del sector comercio)

 

Los individuos

 

La OFAC también designó a dos individuos, Ezio Figueroa Vásquez y Hassein Figueroa Gomez, padre e hijo respectivamente. El comunicado agregó que los dos ciudadanos mexicanos  ‘‘encabezan una organización internacional que trafica precursores químicos y son responsables por la desviación e importación de múltiples toneladas de pseudoefedrina y efedrina desde Europa y el África subsahariana hasta México’’. La organización a la que pertenecerían los referenciados distribuiría los químicos a productores y traficantes de droga de México que fabrican metanfetaminas en el país azteca para su distribución final en los Estados Unidos.

Según Adam Szubin, Director de la OFAC, ‘‘trabajando estrechamente con el Gobierno de México, la OFAC sanciona a dos importantes traficantes que por años lograron eludir leyes mexicanas que controlan la importación de la efedrina y pseudoefedrina en grandes cantidades a México’’, mientras que el Jefe de Operaciones Financieras de la DEA, John Arvanitis, señaló que “esta organización se ha desempeñado por años como un mayor facilitador para algunas de las más violentas y brutales redes mexicanas de drogas en el mundo”.

Hay que señalar que el 2 de noviembre del año anterior, los dos individuos fueron acusados por un gran jurado federal del Distrito Oeste de Virginia de EE.UU. por conspiración para lavar dinero en conexión con supuesto tráfico de precursores químicos.  La acusación fue revelada el 11 de abril de 2012.

Ezio Figueroa Vásquez fue capturado por autoridades mexicanas en septiembre del año anterior, mientras que Hassein Figueroa Gómez está prófugo de la ley.

 

Fármacos prohibidos en Colombia

La comercialización de efedrina y pseudoefedrina en Colombia está prohibida desde diciembre de 2010, a través de la Resolución 2335 del 8 de julio de 2009 del entonces Ministerio de la Protección Social, actual Ministerio de la Salud.

En su momento, El Tiempo informó que esas sustancias estaban incluidas en cerca del 85% de los productos antigripales que se comercializaban en el país. Además, indicó que en el Valle del Cauca existían redes que compraban los medicamentos, incluso antes de que llegaran a supermercados y droguerías, con el presunto objetivo de extraer la efedrina y la pseudoefedrina por medio de un proceso químico para transformarlas en metanfetaminas, las cuales a su vez servían para producir drogas sintéticas, como el éxtasis.