El regulador bancario de Honduras ordenó la liquidación forzosa del Banco Continental y canceló su licencia de operación como establecimiento financiero luego de que el Departamento del Tesoro de Estados Unidos lo incluyera en su lista de sanciones por haber participado en operaciones de lavado de activos y de apoyo al narcotráfico.