El presidente del Grupo de Acción Financiera Internacional (GAFI), Giancarlo Del Búfalo, dialogó en exclusiva con el equipo de InfoLAFT*. El máximo dirigente del Organismo describió en qué consistirán las próximas tipologías que publicarán y por qué se incluyó la proliferación de armas de destrucción masiva en las 40 Recomendaciones.

 

Infolaft:

¿Cuáles son los retos para este nuevo período del GAFI, que se extendió hasta 2020?

Giancarlo Del Búfalo:

Con respecto a la adopción de las Recomendaciones del GAFI y a los estándares internacionales de lucha contra el lavado de activos, la financiación del terrorismo y la proliferación, las principales tareas se centrarán en desarrollar una metodología de evaluación del cumplimiento de las nuevas 40 Recomendaciones, además, en revisar y realzar la naturaleza, alcance y proceso de la cuarta ronda de evaluaciones mútuas.

Una vez realizada esta labor, es decir, desarrollar la metodología, la cuarta ronda de evaluaciones mútuas podrá iniciar. Esa próxima ronda se enfocará en identificar a los países que se encuentran implementándolas de manera eficiente.

Nuestro propósito es comenzar las primeras evaluaciones, por lo menos, en los últimos meses de 2013. Debo decir que esas evaluaciones han mejorado significativamente la claridad de los estándares del GAFI, lo cual a su vez facilita su implementación.

Por otra parte, y durante los meses recientes, el GAFI ha trabajado con sus asociados para crear mayor conciencia alrededor de los requerimientos de los estándares evaluados.

 

Infolaft:

¿Qué motivó la inclusión de la proliferación de armas en las 40 recomendaciones?

GDF:

En los últimos años la comunidad internacional ha enfrentado una amenaza grave causada por la proliferación de armas de destrucción masiva y el financiamiento de dicha actividad es un área en la cual el GAFI puede contribuir sustancialmente.

La razón fundamental es que el GAFI ha probado tener experiencia en la lucha contra el lavado de activos y el financiamiento del terrorismo y esa misma experiencia puede ser extendida al financiamiento de otras actividades ilícitas como la proliferación.

 

Infolaft:

¿Cuáles son las tres implicaciones más importantes que las actuales 40 recomendaciones tendrán para los países?

GDF:

Primero, el enfoque basado en el riesgo para implementar las medidas de lucha contra el LA/FT.  Como parte de dicho enfoque, los países tendrán que identificar, evaluar y entender  sus riesgos de LA/FT y adoptar las medidas apropiadas y efectivas para contrarrestar tales riesgos.

Segundo, se requiere que los países fortalezcan sus requisitos de transparencia para que puedan asegurar el acceso oportuno a la información precisa sobre los beneficiarios reales de las operaciones que las personas jurídicas realizan en sus territorios.

Esos requisitos deben ser fortalecidos en torno a la identificación de transacciones financieras con las personas políticamente expuestas (PEP), sus familias y socios cercanos, los cuales podrían representar mayores riesgos de corrupción en relación a los cargos que ocupan.

Tercero, han sido elaborados los poderes y responsabilidades que tendrán las autoridades y las Unidades de Inteligencia Financiera. En este punto se ha fortalecido el alcance de la cooperación internacional, contribuyendo a intercambios de información más efectivos que ayudarán a los países a rastrear, congelar, confiscar y repatriar bienes ilegales.

Para conocer más acerca de este tema, puede ingresar a: http://www.fatf-gafi.org/topics/fatfrecommendations/documents/fatfstepsupthefightagainstmoneylaunderingandterroristfinancing.htm

 

Infolaft:

¿Cuáles son los proyectos de tipologías en los que trabaja actualmente el GAFI?

GDF:

El GAFI se encuentra trabajando en tipologías relacionadas con corrupción, tráfico ilegal de tabaco y lavado de dinero basado en el comercio. Todo esto en colaboración con los organismos regionales adscritos al GAFI (Fsrb por sus siglas en inglés).

También, de conformidad con varias consultas realizadas al sector financiero, el GAFI considerará otras tipologías que son de interés para el sector privado.

 

Infolaft:

¿Qué proyectos conjuntos tiene actualmente el GAFI con otras instituciones dedicadas a prevenir el LA/FT, tales como la CICAD-OEA, la OCDE y la Comisión de Basilea?

GDF:

El GAFI trabaja de la mano con el Banco Mundial, el Fondo Monetario Internacional y sus Organismos adscritos (APG, GAFISUD, MONEYVAL, entre otros) para desarrollar la nueva metodología de evaluación, la cual será utilizada por todas las organizaciones para revisar el cumplimiento de las nuevas Recomendaciones.

Por otra parte, el GAFI trabaja de manera cercana con otros organismos de estandarización como IOSCO, IAIS y la Comisión de Basilea. Todos ellos poseen condición de observadores del GAFI. Por ejemplo, el trabajo de la Comisión de Basilea sobre regulación prudencial cubre una serie de cuestiones que son importantes  para el GAFI como la propiedad efectiva y la transparencia.

 

Infolaft:

¿El GAFI ampliará su número de Estados miembros?

GDF:

Actualmente el Organismo no busca aumentar los miembros porque para alcanzar la meta de implementación de las 40 Recomendaciones el GAFI cuenta con una fuerte red global de organismos regionales, aparte de sus 36 miembros.

Al día de hoy existen ocho organismos regionales (APG, CFATF, EAG, ESAAMLG, MONEYVAL, GAFISUD, GIABA y MENAFATF) y ellos poseen un rol esencial promoviendo la efectiva implementación de las Recomendaciones por parte de sus miembros y brindando experiencia en la formulación de políticas del GAFI.

 

Infolaft:

¿Cuáles fueron los logros más significativos de su año de presidencia?

GDF:

Primero, la adopción de las Recomendaciones modificadas del GAFI. El proceso de modificación, que comenzó desde hace más de dos años, involucró Gobiernos, al sector privado y la sociedad civil. Ese nuevo grupo de Recomendaciones  brinda a las autoridades un marco más fuerte para contrarrestar a los criminales y enfrentar las nuevas amenazas en el sistema financiero internacional.

Por otra parte, la renovación del mandato del GAFI por otros ocho años, es decir, hasta 2020, también es una prueba de la percepción ampliamente positiva que tiene la comunidad internacional respecto a la relevancia del GAFI.

 

*Entrevista original en inglés. Traducción por equipo Infolaft.