Según informó la Fiscalía en un comunicado de prensa, junto con el Ejército, se  intervinieron, con fines de extinción de dominio, 47 bienes por más de 15 mil millones de pesos en poder de presuntos testaferros de las Farc. Entre las propiedades se encuentran 25 inmuebles urbanos, 9 sociedades, 5 inmuebles rurales, 5 embarcaciones, 2 vehículos y un establecimiento de comercio.

 

Los bienes cuyo valor comercial supera los quince mil millones de pesos ($15.000´000.000), están ubicados en los departamentos de Amazonas, Cundinamarca, Meta, Risaralda, Putumayo y Valle del Cauca.

En esta diligencia, fiscales de la Dirección de Extinción de Dominio, en coordinación con integrantes del Ejército Nacional, incautaron bienes del desmovilizado Frente 48, Bloque Amazónico de las Farc, que presuntamente fueron obtenidos con dineros ilícitos.

La investigación comenzó con base en el testimonio de un subversivo desmovilizado quien señaló a Édgar Herrera Cardona, Irene Arcila Pantoja, Gladys María Romo Melo, José Armando Tovar Cobo y Guillermo Ruíz León como integrantes de la comisión de finanzas de dicho frente y recibían dinero producto del narcotráfico en pequeños montos, cada 20 días o cada mes.

Los recursos eran destinados a la compra de material de intendencia, víveres y medicamentos, o  insumos para el procesamiento de drogas ilícitas.

Las personas investigadas utilizaban como fachada el transporte de madera extraída de Amazonas para camuflar la droga producida por la organización en los troncos huecos. Esta droga llegaba a las bodegas de las empresas en Bogotá y el Eje Cafetero.

Este operativo tuvo como objetivo descubrir y judicializar a Margarita Gallego Gómez, señalada, por desmovilizados de las Farc, como integrante del grupo de testaferros de la estructura guerrillera desmovilizada.

Las investigaciones indican que la señora Gallego Gómez supuestamente recibía pagos en dinero en efectivo y, en algunas ocasiones, base de coca para el pago de sus actividades, que consistían en transportar mercancías o remesas por el río Guaviare.

Para esto, utilizaba embarcaciones como lanchas, voladoras y canoas.

El valor de los bienes incautados asciende a seiscientos millones de pesos ($600´000.000) y están representados en 5 embarcaciones, 2 vehículos y un inmueble urbano.