El Grupo Egmont de Unidades de Inteligencia Financiera (UIF) publicó el pasado 13 de diciembre su Informe de Gestión correspondiente al período 2011–2012. El fraude, la evasión fiscal y la corrupción, además del tráfico de drogas, fueron identificados como las mayores fuentes del lavado de activos.

 


 

 

La fuente del LA

El Informe de Gestión del Grupo Egmont indica que mientras en 2009 el 73% de las UIF que participaron en el censo bienal –una encuesta que adelanta Egmont para identificar tendencias en materia de LA/FT– indicaron que el tráfico de droga era el principal delito fuente del lavado de activos, en 2011 esa cifra se redujo al 59%.

En contraste, destaca el Informe, el 64% de las UIF consultadas señalaron al fraude, la evasión fiscal y la corrupción como principales fuentes del lavado de activos. Esto evidencia un aumento del 20% en comparación al porcentaje obtenido en el censo de 2009, que fue apenas del 44%.

Según Egmont, la tendencia evidenciada en el más reciente censo bienal ‘‘representa la diversidad de la composición y de la actividad del lavado de activos en los diferentes países’’. También indicó que dicha tendencia puede estar relacionada con iniciativas mundiales como la Convención de las Naciones Unidas contra la Corrupción, la cual busca aumentar la cooperación internacional en torno a la identificación y recuperación de los activos producto de ese flagelo.

 

Aumento en el intercambio de información

El citado documento señala que el intercambio de información entre las UIF que integran el Grupo Egmont ‘‘ha ido aumentando progresivamente’’ desde el año 2007 y lo ha hecho a través de la red segura (Egmont Secure Web). A continuación se entregan algunos indicadores:

  • Entre 2007 y 2009 hubo un aumento del 40% en los informes intercambiados a través de la red segura.
  • Entre 2009 y 2011 se produjo un incremento adicional del 22% en la información intercambiada. Es decir, hubo un crecimiento del 66% entre 2007 y 2011.
  • Entre 2009 y 2011 el número de solicitudes enviadas por las UIF que integran el Grupo Egmont a las UIF que no lo conforman aumentó en un 50%.

Para el Grupo Egmont el aumento en el intercambio de información se constituye como un indicador positivo en relación a sus objetivos, uno de los cuales es desarrollar mecanismos para promover la interacción entre las UIF del mundo.

Del mismo modo, la mayor cooperación entre las UIF miembros de Egmont y las UIF que aún no lo son muestra que ‘‘se deben realizar mayores esfuerzos para que quienes no pertenecen al Grupo puedan vincularse’’ en un futuro próximo y así fortalecer la red.

 

Crecimiento del Grupo Egmont

Mientras que en el año 2007 el Grupo estaba conformado por 105 miembros, en este momento ya lo componen 131. El aumento de 26 UIF en los cinco años recientes se clasifica geográficamente de la siguiente manera:

  • 11 UIF de Asia
  • 8 UIF de África
  • 3 UIF de Oceanía
  • 3 UIF de América
  • 1 UIF de Europa

La explicación al crecimiento en África y Oceanía, según indica el Informe, se debe a ‘‘las estrategias regionales que promueven la creación de UIF, algo que se enmarca en el objetivo de ampliar la cobertura de la red internacional’’.

‘‘La contínua expansión y desarrollo de la red de UIF es necesaria con el fin de responder a los retos que plantea la delincuencia organizada transnacional y la internacionalización creciente de los servicios financieros’’, señala el documento.

Finalmente, se debe destacar que el Grupo Egmont pasó de 13 miembros en 1995 a 131 en 2012.

 

Características de los miembros de Egmont

Las 131 UIF que conforman el Grupo Egmont son un elemento vital para cumplir con las normas internacionales de prevención del lavado de activos y la financiación del terrorismo. Sin embargo, se debe aclarar que no todas las UIF tienen las mismas funciones y facultades, toda vez que éstas les son asignadas por los respectivos países.

A continuación se muestran algunas cifras, extraídas del censo bienal:

  • Más del 50% de las UIF tienen facultades de regulación (emitir normas de prevención LA/FT).
  • El 54% de las UIF tienen facultades de supervisión.
  • El 57% de las UIF tienen la facultad de congelar o suspender  transacciones.
  • El 54% de las UIF tienen la capacidad de solicitar información adicional a las entidades informantes.
  • El 25% de las UIF tienen poderes de policía judicial (capacidad de realizar investigaciones y reunir pruebas).
  • El 80% de las UIF elaboran informes sobre las tendencias del lavado de activos o financiación del terrorismo (tipologías).
  • El 72% de las UIF contribuyeron a elaborar tipologías de acuerdo con el grupo regional tipo GAFI al que pertenecen (FSRBS por su sigla en inglés).
  • El 55% de las UIF deben producir sus propios informes y evaluaciones estratégicas.

 

Trabajo en la región

El Grupo Egmont destaca en su Informe de Gestión la reunión sostenida entre el 8 y 11 de mayo de 2012 en Quito, Ecuador, con miembros del Grupo de Acción Financiera de Sudamérica (GAFISUD) para discutir nuevas tipologías en materia de LA/FT. Dicho encuentro involucró a más de 47 participantes de la región y se constituyó en la primera vez que Egmont organizó una actividad de estas características con GAFISUD.

El taller en mención incluyó las presentaciones de las tipologías de los miembros del Grupo Egmont y GAFISUD, seguido de una matriz de evaluación de riesgo basado en las mencionadas tipologías.

El documento de tipologías conjuntas se puede consultar a través del siguiente enlace:http://www.gafisud.info/pdf/compendiotipologias2012.pdf