El día de ayer, la Fundación Ideas para la Paz y el Real Instituto Elcano (un centro de estudios internacionales español), publicaron el documento de trabajo titulado ‘Una aproximación al crimen transnacional organizado: redes de narcotráfico Colombia-España’, en el que exponen un panorama completo de cómo funciona el tráfico ilegal de narcóticos entre estos dos países.

El trabajo se divide en cuatro secciones. La primera hace un análisis conceptual de las diferentes aproximaciones al crimen organizado transnacional (COT), la segunda hace referencia a la evolución histórica del COT y principalmente al narcotráfico en Colombia, analizando los actores predominantes, las rutas hacia España, la distribución y los incentivos que intervienen en su accionar. En la tercera parte se desarrolla un análisis estadístico que ayuda a comprender las dinámicas del tráfico de drogas Colombia-España y en la cuarta se plantean algunos retos y perspectivas generales hacia el futuro.

Según menciona el mismo documento, esta información es relevante porque sirve de insumo para identificar líneas de investigación sobre el crimen organizado transnacional y sobre las características de las redes de narcotráfico Colombia-España que encaminen acciones y políticas públicas.

 

¿Qué se dice del lavado de activos?

 

Para hablar del LA/FT, la investigación empieza por exponer la forma cómo las bandas criminales llegaron a Europa, que fue mediante un proceso de “transplante criminal” consistente en la migración de una parte de la organización pero sin la capacidad de crear redes de expansión de tipo mafioso. En ese sentido restringido, la célula que viajaba se especializaba según la necesidad de la banda, que podía ser desde el tráfico y venta minorista de drogas hasta el lavado de activos producidos en dicha actividad.

Según el documento, esta especialización le ha aportado a los actores un aprendizaje criminal que les ha permitido hacer frente a las acciones del Estado mediante la tecnificación de los procesos, lo que ha complejizado la lucha contra el narcotráfico. ”De acuerdo con lo anterior, es necesario revaluar el concepto de “cadena criminal” y pensar el narcotráfico como un “sistema de las drogas ilícitas” que contiene subsistemas encargados de tareas específicas en cada una de las etapas”, afirma el documento.

De hecho, una de las conclusiones principales del texto es que ninguna organización tiene el control de todo el negocio, por lo que se deben ver como un sistema, en la medida en que cada uno es un engranaje que se necesita para mover al otro. Cuando las organizaciones se ven como cadena los eslabones se analizan aislados, que era como trabajaban los narcotraficantes en los 80 y 90.

Lea también: Tipología Daigou: lavado a través de turistas chinos y compras de lujo en España