InfoLAFT entrevistó de forma exclusiva al nuevo representante para Colombia de la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC por su sigla en inglés), Bo Mathiasen. Durante el diálogo anunció que le dará continuidad a los programas de prevención LA/FT que se adelantan desde hace dos años, se publicará un modelo de riesgo para el sector de infraestructura y se lanzará un Plan de Investigación para la financiación del terrorismo, entre muchos otros temas.

 


 

InfoLAFT:

¿Cuáles son sus objetivos como Representante de UNODC para Colombia?

Bo Mathiasen:

En primer lugar, continuar con las buenas relaciones que tenemos con el Gobierno y con los habitantes de Colombia. De igual manera, quiero seguir con el gran trabajo que se ha realizado hasta el momento, lo que se hace aquí tiene un valor muy grande, ya que también aporta para que otros países construyan sus políticas públicas.

Le vamos a dar continuidad a los programas y a las personas que los vienen desarrollando. Personalmente estoy muy satisfecho con lo que he visto hasta el momento.

En los próximos años vamos a trabajar mucho más en combatir el crimen organizado trasnacional y para eso queremos enfocarnos en los flujos financieros ilícitos.

Aquí en Colombia también se habla bastante de la minería ilegal. Ese será igualmente un tema importante para tener en cuenta en el futuro.

 

InfoLAFT:

¿Cómo se adelantaría esa lucha contra el crimen organizado trasnacional?

B.M.

Precisamente en días recientes conversé de eso con el ministro del Interior, Fernando Carrillo Flores, y acordamos comenzar un proceso de debates –entre UNODC y el Gobierno Nacional– para desarrollar discusiones sobre las formas como se debe combatir el crimen organizado trasnacional.

 

InfoLAFT:

¿Implementarán nuevas estrategias para luchar contra el lavado de activos?

B.M.

Nuestra oficina ha tenido el privilegio de entregar aportes para el documento marco de política pública contra el lavado de activos y la financiación del terrorismo (CONPES antilavado). Creemos que ese diseño de política es esencial para proveer al país de un marco estratégico avanzado en la materia.

Además, nuestra oficina y las entidades público-privadas que hacen parte del programa Negocios Responsables y Seguros (NRS) trabajamos para sensibilizar y extender el mensaje de la prevención y lucha contra el lavado de activos y la financiación del terrorismo a través de acciones conjuntas.

Precisamente hoy celebramos el Día Nacional de Prevención del Lavado de Activos. Conmemorar este día tiene como propósito articular al sector público y al privado para que cierren las puertas al dinero fácil que proviene del tráfico de drogas, tráfico de armas, extorsión, secuestro, trata de personas y delitos contra la administración pública, entre otros. A través de actividades de información y educación buscamos generar cambios de paradigma para favorecer la toma de decisiones acertadas.

 

InfoLAFT:

¿Desarrollarán nuevas estrategias para luchar contra la financiación del terrorismo?

B.M.

Precisamente en la actualidad trabajamos en la elaboración de un Plan de Investigación para fiscales y miembros de policía judicial en materia de financiación del terrorismo, que esperamos esté disponible para finales de febrero de 2013.

Por otra parte, trabajamos muy estrechamente en el fortalecimiento legislativo e institucional colombianos. Así, nuestra oficina creó el año pasado un Comité Interinstitucional de Prevención y Lucha contra el Terrorismo, su Financiamiento y Delitos Graves Conexos, del cual forman parte doce instituciones nacionales y tres internacionales. Esta es una buena práctica que está arrojando resultados muy positivos.

Considero que la prevención y la lucha contra el financiamiento del terrorismo es una materia prioritaria para Colombia. El país ha dado pasos muy significativos para proveerse de una estrategia comprensiva que les permita a las distintas instituciones nacionales tener las herramientas necesarias para ser eficientes en sus funciones de prevención, control y represión de este delito.

De hecho, considero que Colombia es uno de los países del hemisferio que más ha avanzado en materia de lucha contra el financiamiento del terrorismo.

 

Sede de UNODC en Colombia. Foto: InfoLAFT

 

InfoLAFT:

¿UNODC Colombia publicará próximamente documentos relacionados con la prevención del LA/FT?

B.M.

Estamos desarrollando un modelo de manejo del riesgo LA/FT en el sector de la infraestructura, el cual estaría listo a comienzos de 2013.

Por otra parte, quiero resaltar que nuestra oficina ha elaborado recientemente dos herramientas técnicas de capacitación altamente innovadoras como son los juicios simulados de lavado de activos y financiación del terrorismo, a los cuales se les dará continuidad.

 

InfoLAFT:

En el marco de su amplia experiencia ¿Cuál es el mayor desafío para combatir el LA/FT?

B.M.

El gran desafío que tenemos es establecer mecanismos de respuesta que sean mucho más ágiles y sofisticados. Si bien la globalización ha generado cosas buenas para el mundo, también es cierto que ha facilitado el lavado de activos de las organizaciones criminales porque hoy en día se pueden hacer transferencias muy rápidas de un país a otro y –a muchas de ellas– les borran el rastro.

También es preocupante que ciertos bancos y organizaciones financieras del mundo continúen facilitando las operaciones irregulares porque no le preguntan al cliente lo que deberían preguntarle. Algunos bancos no están utilizando todas las herramientas a su disposición para identificar los delincuentes y establecer el origen del dinero.

 

InfoLAFT:

GAFI incluyó la lucha contra la proliferación de armas en sus 40 recomendaciones. ¿UNODC contempla implementar estrategias o abrir programas en ese sentido?

B.M.

Si bien apoyamos la iniciativa del GAFI de luchar contra la proliferación de armas de destrucción masiva, no creo que vayamos a abrir una oficina para tal fin. Creemos que es un tema que involucra más a los Gobiernos, porque son algunos de ellos los que tienen la capacidad y el conocimiento para fabricar las armas.

 

Perfil profesional

Bo Mathiesen es un economista de origen danés que cuenta con una maestría en Ciencias Políticas y Económicas de la Universidad de Copenhague (Dinamarca).  Inició su carrera en Naciones Unidas en 1991 como oficial profesional junior en Brasil. Luego de eso trabajó en Letonia, Lituania y Estonia en la promoción del Estado de Derecho.

Posteriormente se desempeñó durante nueve años como Oficial de Gerencia de Programa en la Oficina del Director Ejecutivo de UNODC en Viena, Austria. En 2009 fue nombrado Representante de UNODC para Brasil y el Cono Sur. Desde el 10 de septiembre es el Representante de UNODC Colombia.