La más reciente plenaria del Grupo de Acción Financiera Internacional (GAFI) dejó mucho más que el cambio del logotipo. El resultado principal del encuentro realizado en Francia fue la modificación a sus recomendaciones, que ahora son 40 y comprenden tanto la lucha contra el LA como contra la FT. Paraguay y Honduras salieron de la lista gris; Argentina continúa en ella. Ecuador fue advertido de su posible entrada a lista negra.

 

Una imagen renovada del GAFI

El Grupo de Acción Financiera Internacional (GAFI) modernizó su imagen durante la más reciente plenaria, realizada entre el 13 y el 17 de febrero en París, Francia. Según el organismo, el cambio en su logotipo quiere reflejar la ‘‘evolución significativa’’ que ha tenido en torno a la lucha contra el lavado de activos y la financiación del terrorismo  a escala mundial.

 

Nuevo logotipo del GAFI                                               Antiguo logotipo del GAFI

 

A través de un comunicado de prensa fechado el pasado 16 de febrero, el GAFI explicó que el escudo en su logotipo representa las herramientas con las que los países pueden proteger sus sistemas financieros del LAFT, además, se escogió el color rojo para simbolizar la fuerza de las nuevas recomendaciones. El círculo al interior del escudo rojo significa la naturaleza global de la gestión del grupo.

Paraguay y Honduras salieron de la lista gris

El GAFI reconoció en su más reciente plenaria los ‘‘progresos significativos’’ de Honduras y Paraguay alrededor de la lucha contra el lavado de activos y la financiación del terrorismo y optó por retirarlos de la lista gris, lo que les permite a los dos países no estar sujetos al proceso intensivo global de monitoreo de prevención LAFT.

El grupo había hallado deficiencias estratégicas en el sistema antiLAFT de Honduras durante febrero de 2010. En esa ocasión, el país centroamericano tuvo calificación de No Cumplidas (NC) en las siguientes recomendaciones:

  • Debida diligencia de conocimiento del cliente.
  • Personas Expuestas Públicamente PEPs.
  • Corresponsalía bancaria.
  • Medidas de control sobre nuevas tecnologías y operaciones que no son cara a cara.
  • Medidas de control sobre terceros e intermediación de operaciones comerciales.
  • Medidas de control sobre Actividades y Profesiones No Financieras Designadas (APFND).
  • Emisión de sanciones.
  • Atención especial sobre países con mayor riesgo LAFT.
  • Información sobre empresas filiales y subsidiarias en el extranjero.
  • Regulación, supervisión y monitoreo de operaciones en el sector financiero.
  • Directrices y realimentación antiLAFT.
  • Capacitación y recursos suficientes para el programa de prevención LAFT.
  • Cooperación internacional.
  • Conocimiento de beneficiarios reales de actividades empresariales.
  • Consistencia en acuerdos legales.
  • Congelamiento y confiscación de bienes terroristas.
  • Medidas antiLAFT sobre servicios de transferencia de dinero.
  • Normas para transferencias cablegráficas.
  • Controles sobre Organizaciones sin ánimo de lucro.

A su turno, El GAFI había observado en febrero de 2010 que Paraguay tenía calificaciones de No Cumplidas (NC) en las siguientes recomendaciones:

  • Debida diligencia del cliente
  • Tipificación del delito de financiamiento del terrorismo
  • Reporte de Operaciones Sospechosas (ROS)

Los dos países deberán seguir trabajando con sus respectivos grupos regionales (Honduras con GAFIC y Paraguay con GAFISUD) con miras a mantener la solidez de sus sistemas de prevención.

El caso argentino

Argentina continúa en el listado gris, a pesar de que el Senado emitió una cuestionada ley contra el financiamiento del terrorismo durante la sesión del 22 de diciembre de 2011 y de las medidas tomadas por la Unidad de Información Financiera (UIF) para prevenir el LAFT en varios sectores de la economía del país.

Sin embargo, el GAFI felicitó al país sudamericano por sus avances y lo instó a seguir mejorando los puntos en los que aún subsisten deficiencias, para lo cual recomendó:

  • Mejorar la penalización del LA.
  • Establecer procedimientos adecuados para confiscar fondos relacionados con LA y congelar bienes vinculados al FT.
  • Más transparencia financiera.
  • Fortalecer su Unidad de Información Financiera (UIF) y mejorar los requisitos para el Reporte de Operaciones Sospechosas (ROS).
  • Optimizar los programas de prevención LAFT para todos sus sectores financieros.
  • Ampliar los mecanismos de debida diligencia de conocimiento del cliente.
  • Implementar mejores canales de cooperación internacional.

Listas del GAFI

Lista negra

A continuación, InfoLAFT presenta la lista de jurisdicciones en las cuales se han identificado deficiencias estratégicas en sus sistemas de prevención del LAFT. Este listado no tuvo ninguna actualización:

  • Irán
  • Corea del Norte

De este listado también hacen parte las siguientes jurisdicciones, las cuales tienen deficiencias estratégicas en sus sistemas de prevención LAFT y no han tenido suficientes progresos en la corrección de las mismas.

  • Cuba
  • Bolivia
  • Etiopía
  • Ghana
  • Indonesia
  • Kenya
  • Myanmar
  • Nigeria
  • Pakistán
  • Santo Tomás y Príncipe
  • Sri Lanka
  • Siria
  • Tanzania
  • Thailandia
  • Turquía

Aquí se resalta la presencia de Bolivia (único país de Sudamérica), el cual entró al listado después de la reunión plenaria del GAFI que se realizó en México entre el 22 y 24 de junio de 2011.

Lista gris

El siguiente es el listado de jurisdicciones que están ejecutando su plan de acción de acuerdo con el Grupo de Acción Financiera Internacional (GAFI).

  • Algeria
  • Angola
  • Antigua y Barbuda
  • Argentina
  • Bangladesh
  • Brunei
  • Cambodia
  • Kirguistán
  • Mongolia
  • Marruecos
  • Namibia
  • Nepal
  • Nicaragua
  • Sudán
  • Tayikistán
  • Turkmenistán
  • Trinidad y Tobago
  • Venezuela
  • Zimbabue

De esta lista también hacen parte Ecuador, Filipinas, Vietnam y Yemen. No obstante, el GAFI les lanzó una alerta para que mejoren sus sistemas antiLAFT, ya que no está convencido de que sus planes de acción se estén cumpliendo. De no mostrar avances para la próxima sesión plenaria – a realizarse en junio en Roma, Italia – el organismo internacional optará por incluirlos en el listado (negro) de países que no han tenido suficientes progresos en la corrección de sus deficiencias, del que hacen parte Cuba, Bolivia y Turquía, entre otros.

Resultado de la revisión de las 40 + 9 recomendaciones

Luego de un proceso que duró alrededor de dos años, el GAFI presentó el pasado 16 de febrero las modificaciones realizadas a sus 40 + 9 Recomendaciones expedidas en el año de 1990.

De acuerdo con Giancarlo del Bufalo, presidente del GAFI, “la adopción de las Recomendaciones revisadas demuestra el compromiso de los países de combatir el lavado de activos, la financiación del terrorismo y la financiación de la proliferación de armas de destrucción masiva.”

Las modificaciones a las Recomendaciones tuvieron por objeto ampliar el campo de lucha, haciéndole frente a nuevas amenazas, como la financiación de la proliferación de armas de destrucción masiva y la lucha contra la corrupción.

De acuerdo con el comunicado de prensa emitido por el GAFI, las Recomendaciones revisadas permitirán a las autoridades de cada país adoptar medidas más eficaces contra el lavado de activos y la financiación del terrorismo en todos los niveles, desde la identificación de los clientes en las entidades financieras, hasta la investigación, enjuiciamiento y decomiso de los activos.

Con la aprobación de las modificaciones, el GAFI intenta integrar las medidas de lucha contra la financiación del terrorismo, con los controles establecidos para el lavado de activos, introduciendo, como se dijo anteriormente, nuevas medidas para combatir la proliferación de armas de destrucción masiva, así como introducir medidas contra el lavado de activos producto de la corrupción y los delitos fiscales.

Adicionalmente, las modificaciones refuerzan los requisitos para identificar las situaciones de mayor riesgo en las entidades y permiten que adopten un enfoque de lucha contra el LA/FT basado en riesgos, aplicando sus recursos de manera más eficiente y centrándose  en las áreas de mayor riesgo.

Cambios fundamentales en las Recomendaciones del GAFI.

1. Enfoque basado en riesgo: como se mencionó anteriormente, lo que busca el GAFI con esta modificación es permitir que los países y las entidades financieras orienten sus recursos de una manera más efectiva mediante la aplicación de medidas más rigurosas en los riesgos que sean catalogados como altos y medidas simplificadas donde los riesgos son menores. Señala el GAFI que un sistema bien implementado basado en riesgo será más eficaz.

2. Transparencia: Señala el GAFI que la falta de transparencia sobre la propiedad y el control de las personas jurídicas o sobre alguna de las partes de las transferencias electrónicas, han hecho que tales instrumentos sean vulnerables al uso indebido por parte de la delincuencia y terroristas. Teniendo en cuenta esta situación, las modificaciones realizadas fortalecieron los requisitos de transparencia en estas áreas, lo que implicó el endurecimiento de los requisitos de solicitud de información confiable acerca de la propiedad y el control de las personas jurídicas. Esto también aplica a los requisitos de información que deben ser adjuntados a las transferencias electrónicas.

3. Cooperación internacional: Teniendo en cuenta la globalización que han sufrido las organizaciones criminales y las amenazas de la financiación del terrorismo, el GAFI ha mejorado el alcance y la aplicación de la cooperación internacional entre las autoridades. La modificación supone un intercambio más eficaz de la información para fines de investigación, supervisión y penalización de las conductas de LA/FT.

4. Normas operativas: Este cambio tiene el objetivo de aclarar el papel y las funciones de los organismos operativos responsables de la lucha contra el LA/FT, estableciendo el alcance de las técnicas de investigación y las facultades que deben tener tales organismos.

5. Nuevas amenazas y nuevas prioridades: Las amenazas que el GAFI incluyó en sus nuevas recomendaciones tuvieron en cuenta las sugerencias realizadas por el G-20.

  • Financiamiento de la proliferación. De acuerdo con el GAFI, las medidas de control aplicadas por el sector financiero pueden ser una forma efectiva de combatir la proliferación de armas de destrucción masiva, por tal motivo el GAFI ha adoptado una nueva recomendación dirigida a garantizar una aplicación coherente y eficaz de las sanciones financieras desarrolladas por el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas sobre este tema.
  • Corrupción y las Personas Políticamente Expuestas – PEPs. La modificación busca reforzar los requisitos de las instituciones financieras para identificar a los PEPs. Ahora, se ha ampliado el concepto de PEPs al tema local y a los miembros de organizaciones internacionales, así como para los familiares de todos los PEPs.
  • Delitos tributarios. La lista de los delitos fuente de lavado de activos ha sido ampliada para incluir los delitos relacionados con delitos fiscales. Esto se traduce que el producto de los delitos fiscales puedan ser objeto de investigación por el delito de lavado de activos. Según el GAFI, el objeto de estas modificaciones es contribuir a una mejor coordinación entre las autoridades policiales de fronteras y las autoridades fiscales.

6. Financiación del terrorismo. Esta modificación consiste en la integración de las 9 Recomendaciones Especiales en las 40 de lavado de activos, lo que, de acuerdo con el GAFI, evidencia un estrecho vinculo entre el LA y el FT.

 

Fuentes:

*http://www.eluniversal.com.co/cartagena/internacional/congreso-argentino-aprobo-ley-contra-financiacion-del-terrorismo-58425

*http://www.fatf-gafi.org/pages/0,2987,en_32250379_32235720_1_1_1_1_1,00.html

*http://www.fatf-gafi.org/dataoecd/32/2/49656325.pdf