«La cúpula de las Farc cabría dentro de la categoría de PEP», así lo señaló Santiago Castro, presidente de Asobancaria, en la instalación del 17º Congreso Panamericano de Riesgo de Lavado de Activos y Financiación del Terrorismo que se realiza en Cartagena.

Asobancaria aclaró, a través de su presidente, que “la banca no tiene ninguna predisposición en ponerse como talanquera a los acuerdos de paz” y que entidades del Gobierno, como la Agencia Colombiana para la Reintegración (ACR), pueden dar fé del compromiso del sector financiero con la reconciliación.

No obstante, dijo que “necesitamos una línea” para gestionar el riesgo de lavado de activos con los cabecillas de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (Farc) “ y deberíamos tocar de una vez el tema espinoso de las PEP, porque la cúpula de las FARC estaría dentro de la categoría de PEP”.

El dirigente gremial agregó que pareciera que a la opinión pública “le interesa más que Timochenko no tenga chequera a que el 22 % de los colombianos no esté bancarizado”.

Finalmente, Castro aseguró que todos los delincuentes que pretendan lavar activos en Colombia se enfrentarán a los oficiales de cumplimiento, “uno de los mejores equipos de cumplimiento del mundo emergente”.