Las Unidades de Información Financiera (UIF) se constituyen en parte fundamental de la lucha contra el LA/FT en cada uno de los países a las que pertenecen; sin embargo, algunos funcionarios de cumplimiento desconocen muchas cosas sobre estas importantes entidades. Por esta razón, InfoLAFT presenta un artículo que explica qué son, cómo se agrupan y cuál es su dimensión a nivel de América del Sur.

 


 

 

¿Qué es una UIF?

El Grupo Egmont es el organismo multilateral que agrupa a 127 unidades de información financiera alrededor del mundo y las define como una ‘‘agencia central o nacional, responsable de recibir (y en lo posible, solicitar), analizar y entregar a las autoridades competentes la información financiera concerniente a supuestas ganancias del crimen y el potencial financiamiento del terrorismo, requerida por la legislación o regulación nacional para combatir el LA/FT’’.

Según lo expresó el director del Grupo Egmont, Boudewijn Verhelst,  en reciente entrevista con InfoLAFT (ver edición 39), ‘‘sólo puede existir una UIF por jurisdicción’’; además, aclaró que existen cuatro tipos de UIF a nivel mundial: las del modelo judicial, las del modelo de aplicación de la ley, las del modelo administrativo y las del modelo híbrido.

 

  • Modelo judicial: se establecen en el interior de la rama judicial de un gobierno cuando las divulgaciones de las actividades financieras sospechosas de parte del sector financiero son recibidas por las agencias investigativas.
  • Modelo de aplicación de la ley: implementan a los sistemas ya existentes medidas complementarias contra el lavado de activos, con el propósito de apoyar a las autoridades judiciales que tienen una autoridad jurisdiccional en competencia.
  • Modelo administrativo: tienen una autoridad administrativa, central e independiente. Estas UIF reciben y procesan información del sector financiero y transmiten los hallazgos a las autoridades judiciales o encargadas de aplicar las normas, para que lleven a cabo el debido procesamiento. Funciona como un intermediario entre la comunidad financiera y las autoridades. (De este tipo es la UIAF de Colombia y la mayoría de las de Sudamérica).
  • Modelo híbrido: funcionan como un intermediario para la divulgación de la información, así como un vínculo con las autoridades judiciales y de aplicación de la ley. Combina elementos de al menos dos modelos de UIF.

 

Las UIF en las recomendaciones del GAFI

 

La recomendación 29 modificada del Grupo de Acción Financiera Internacional (GAFI) –anterior recomendación 26– señala:

‘‘los países deben establecer una Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) que    sirva como un centro nacional para la recepción y análisis de:

(a) Reportes de operaciones sospechosas.

(b) Otra información relevante al lavado de activos, delitos determinantes asociados y el financiamiento del terrorismo, y para la comunicación de los resultados de ese análisis.

La UIF debe ser capaz de obtener información adicional de los sujetos obligados, y debe tener acceso oportuno a la información financiera, administrativa y del orden público que requiera para desempeñar sus funciones apropiadamente’’.

 

Dimensión de las UIF en Sudamérica

La nota interpretativa de la recomendación 29 modificada expresa en el segmento E numeral 10 que las UIF ‘‘deben recibir los recursos financieros, humanos y técnicos adecuados, de forma que se garantice su autonomía e independencia y que le permita ejercer su mandato con eficacia’’.

En razón de lo anterior, InfoLAFT consultó a las UIF de los 10 países de América del Sur* para conocer su tamaño. Los resultados fueron los siguientes:

 

Bolivia y Ecuador por fuera de Egmont

Tal y como se indicó en la primera parte de este artículo, el Grupo Egmont es el organismo multilateral que agrupa a 127 UIF de todo el mundo. Según afirmó el director Boudewijn Verhelst en entrevista con InfoLAFT, el objetivo fundamental del Grupo Egmont es ayudar a ‘‘superar las diferencias entre las UIF de diferentes tipos y naturaleza, de modo tal que éstas no impidan el intercambio eficiente de información operacional’’.

A nivel sudamericano, ocho de las diez unidades de información financiera del continente hacen parte de Egmont; sin embargo, las de Bolivia y Ecuador se encuentran por fuera. No existe certeza de la razón por la que esas dos unidades no integran el Grupo.

Cabe recordar que tanto Bolivia como Ecuador se encuentran en la lista negra del GAFI de jurisdicciones que tienen deficiencias estratégicas en sus sistemas de prevención del LA/FT.

 

Fuentes:

http://www.uif.gov.ar/uif/images/links/Informe-de-gestin-2011.pdf

https://www.coaf.fazenda.gov.br/downloads/relatorio-de-gestao-coaf/Relatorio%20de%20Gestao%20de%202011_COAF_final.pdf

http://www.gafisud.info/pdf/InformedeEvaluacinMutuadeEcuador_1.pdf

http://www.gafisud.info/pdf/INFORMEEM-Final.pdf