Pasar al contenido principal
Banner listas

¿Qué se dijo en el Congreso de Panamá?

Enviado por Infolaft el

Artículo por: Infolaft

Infolaft asistió al XVIII Congreso Hemisférico para la Prevención del Lavado de Activos y Financiación del Terrorismo, realizado en Ciudad de Panamá entre el 20 y 22 de agosto y organizado por la Asociación Bancaria de Panamá. A continuación se presenta el primero de dos artículos con los aspectos más importantes del evento.   

 

Periodismo investigativo: cómo manejar la información relacionada con el LA/FT

El encargado de abordar este asunto fue Juan Alejandro Baptista, quien es comunicador social de la Universidad Católica Andrés Bello de Caracas, Venezuela y actualmente se desempeña como Editor Jefe del portal de internet lavadodedinero.com.

Baptista indicó que el principal obstáculo que presenta el periodismo relacionado con los temas de lavado de activos o financiación del terrorismo es el hermetismo que existe a la posibilidad de acceder, por parte de los periodistas, a la información relacionada con estos asuntos.

El experto señaló que pese a lo anterior, en los últimos años ha habido una aproximación de la prensa a este tema pues se han venido elaborando más publicaciones al respecto a través de portales de internet y medios de comunicación impresos. Dicha aproximación, según el expositor, obedece a las siguientes causas que son atractivas para los periodistas:

 

  • La misma naturaleza del LA/FT involucra aspectos como flujos de dinero, corrupción, delitos de cuello blanco, lujos y extravagancia, entre otros, lo que puede generarle al medio de comunicación grandes titulares.
  • El Grupo de Acción Financiera Internacional (Gafi) ha generado información sobre este tema al publicar los resultados de la evaluaciones mutuas de evaluación a los países, lo que conlleva a que los mismos entren o salgan de listas negras o grises, que de acuerdo con Baptista, genera una atención importante de los medios de comunicación.
  • La relación de las personas políticamente expuestas o PEP con los casos de lavado de activos son un factor importante que ha llamado la atención de los medios de comunicación.
  • Los mismos políticos han politizado el tema de lavado de activos sacándolo del tecnicismo que debería tener.

 

En relación con lo anterior Baptista indicó que con la realización de un periodismo más constructivo en materia de prevención de LA/FT se podría mostrar de una mejor forma lo que los organismos internacionales están haciendo para luchar contra estos delitos, qué están haciendo los países para combatir el LA/FT, se podrían detectar las fallas en los sistemas antilavado, así como también mostrar lo que los organismos internacionales o los países están haciendo mal.

 

Efectos positivos asociados al LA

Baptista mencionó que los efectos positivos de la realización de un periodismo más constructivo en temas de LA/FT pueden ser los siguientes:

 

  • Una de las finalidades de este tipo de periodismo es mantener informada a la sociedad de lo que está ocurriendo en relación con la prevención del LA/FT.
  • Los medios de comunicación pueden convertirse en canales activos de denuncia en materia LA/FT.
  • Los medios de comunicación pueden servir para brindar un apoyo a los sectores regulados, en el sentido de respaldar los esfuerzos que están haciendo los funcionarios de dichas entidades en la lucha contra el LA/FT.
  • Los medios de comunicación pueden colaborar con la capacitación en estos temas, pues con las publicaciones ya no solo se estaría capacitando a las entidades reguladas sino a toda la población.

 

Efectos negativos asociados al LA

Como efectos negativos, Baptista estableció los siguientes:

 

  • Un contenido o una publicación mal elaborada o mal enfocada puede generar un daño reputacional en las entidades reguladas y en los profesionales de cumplimiento de dichas entidades, minimizando los esfuerzos que vienen realizando en la lucha contra el LA/FT.
  • En relación con lo anterior es posible que por el mismo hermetismo de acceso a la información pueda publicarse información inexacta que perjudique tanto a los funcionarios como a las instituciones.

 

En relación con los puntos indicados anteriormente, Baptista señaló que se pueden generar daños reputacionales, daños económicos y daños personales por el mal manejo que los medios de comunicación le puedan dar a la información que conocen, pues las entidades reguladas podrían incurrir en gastos o pérdidas en temas como la resolución de crisis mediáticas, así como una información dañina puede general un desprestigio profesional de las personas encargadas de este tema al interior de las entidades.

 

Desafíos del periodismo antilavado

Baptista afirmó que este tipo de periodismo tiene grandes desafíos relacionados con la verificación y precisión de la información que reciben, debido a que muchas veces tal información es privada o reservada y no es posible verificarla.

Otros de los grandes desafíos es la actitud pasiva que tienen los gobiernos y las autoridades en este tema. En este sentido el expositor consideró que no existe una estrategia gubernamental para entender la problemática que genera el LA/FT debido a que no existe información clara sobre este tema y los voceros muchas veces son inalcanzables.

Por otro lado, los periodistas no cuentan con la capacitación adecuada para dominar este tema que es altamente técnico, pues se ha evidenciado que no saben como funcionan las estructuras antilavado de los países, desconocen las funciones del personal de cumplimiento e ignoran las obligaciones de las empresas y profesionales regulados.

 

Mejores prácticas para cumplir con las expectativas de los bancos corresponsales

La encargada de exponer este tema fue Ana María de Alba, fundadora de la firma de consultoría Csmb en materia de gestión de riesgos, investigaciones y estrategias corporativas. De Alba inició su presentación señalando las principales disposiciones estadounidenses sobre el conocimiento que deben realizar las entidades financieras ubicadas en dicha jurisdicción a otras entidades financieras con las cuales se pretendan abrir cuentas de corresponsalía.

En ese sentido De Alba mencionó que la sección 311 de la ley patriota establece una prohibición para bancos ubicados en EE.UU. de prestar servicios de corresponsalía bancaria a las instituciones financieras que hayan sido sancionadas con fundamento en lo regulado por dicha sección.

Adicionalmente, indicó que la sección 312 de la mencionada ley establece una obligación para los bancos ubicados en EE.UU. de llevar a cabo una debida diligencia ampliada respecto de las instituciones extranjeras a las que se les van a prestar servicios de corresponsalía. Aquí también aclaró que los puntos c) y d) de la recomendación 13 del Gafi establecen que las entidades deberán evaluar los controles que en materia de prevención del LA/FT haya implementado la institución representada y que dentro de los contratos de corresponsalía se deberán dejar claras las responsabilidades de cada institución.

Según la expositora, en vista del riesgo que tiene la corresponsalía bancaria las entidades enfrentan los siguientes retos:

 

  • Cumplir con leyes o ser fuertemente sancionadas.
  • Contar con sistemas de auditoría interna que verifiquen que los sistemas antilavado del banco representado sean verdaderamente eficientes.
  • Ser excluidos del mercado en caso de ser sancionados por incumplimientos de la regulación vigente.

 

A manera de mejores prácticas en materia de corresponsalía, De Alba recomendó que los bancos corresponsales verifiquen que sus representados:

 

  • Toman las medidas necesarias para cumplir con un estándar de calidad internacional.
  • Tienen implementados sistemas antilavado en los cuales la base de datos de clientes se verifica periódicamente, es decir, conforme se actualizan las listas restrictivas.
  • Cuentan con empleados que están bien capacitados en las normas que les aplican respecto del conocimiento del cliente y detección de operaciones sospechosas.
  • Demuestran un alto nivel de efectividad en la gestión de sus riesgos.
  • Conocen, entienden y respetan leyes internacionales.

 

Exigencias de eficacia para los países  

Fernando Rosado Domínguez fue la persona encargada de presentar este tema. Rosado es abogado y consultor en temas relacionados con la prevención del lavado de activos, financiación del terrorismo y delitos financieros.

Inició su exposición haciendo referencia a que hoy en día las normas en relación con la prevención del riesgo de LA/FT ya no solo se circunscriben a estos dos delitos, por el contrario, ahora se pretenden introducir nuevas conductas como lo es la financiación de la proliferación de armas de destrucción masiva.

Rosado recordó que el Gafi nació en los años noventa y que al día de hoy se ha notado una gran evolución en este tema. En relación con esto el consultor indicó que se ha hecho mucho a lo largo de estos años, al tiempo que consideró que es necesario lograr más eficacia en los sistemas antilavado de los países, aunque aclaró que hasta el momento no hay estudios sobre el porcentaje de la eficacia de tales sistemas.

Según su exposición las personas dedicadas al cumplimiento de la prevención LA/FT no están lo suficientemente preparadas, los fiscales que investigan casos carecen de recursos y en muchos países son amenazados, y no hay vocación de servicio público por parte de los funcionarios públicos dedicados a estos temas.

Tras preguntarle al auditorio si actualmente se están haciendo las cosas bien en la lucha contra el LA/FT, Rosado manifestó que los lavadores cada vez están cobrando comisiones mucho más altas para lavar los recursos debido a que las operaciones se están dificultando. De acuerdo con él, esto se evidencia con el descubrimiento de tipologías mucho más complejas y eso ha generado que las leyes y los estándares internacionales hayan cambiado a lo largo de los años para responder al actuar de los lavadores.

Para explicar mejor lo anterior Rosado recordó la expedición de leyes en México para controlar la circulación de efectivo. Según él ahora las redes de narcotraficantes y lavadores han empezado a devolver hacia EE.UU. los dólares en efectivo que tenían en México y como consecuencia de esto ya no se está trasladando el efectivo a México, sino que lo están dejando en Estados Unidos para llevar a cabo las operaciones desde allá. 

Finalmente, Rosado señaló que los sistemas antilavado implementados por las instituciones financieras han servido para luchar contra el LA/FT, lo que ha generado un cambio en el actuar de los lavadores para poder lavar sus recursos. Para responder a las nuevas dinámicas de los lavadores se modificaron los estándares internacionales generando obligaciones a los países para que hagan una evaluación de riesgo del país, con la finalidad de aplicar regulaciones más apropiadas a cada sector; mientras que las entidades financieras en particular deben ser más eficaces implementando sistemas basados en riesgo. 

 

 

Recomendados

¿Qué es la ley FCPA y por qué es importante?

La ley FCPA fue expedida en EE.UU. en 1977 y su objetivo es fijar principios...

GAFI y su enfoque en combatir el lavado de activos

El Grupo de Acción Financiera Internacional o GAFI es la máxima autoridad...

Existen sanciones personales por violar la Fcpa

El pasado mes de septiembre, un hombre de negocios domiciliado en Miami,...