Así lo manifestó Orlando Forero, gerente de Finandina y presidente de la junta directiva de Asobancaria, en entrevista exclusiva con Infolaft. El alto directivo también señaló que el Sarlaft evolucionará en el posconflicto y aclaró que los cabecillas de las Farc no podrían ingresar al sistema financiero si siguen reseñados en listas internacionales.

 

Hace algunas semanas el presidente de la junta directiva de Asobancaria, Orlando Forero, sostuvo que en el posconflicto ‘‘una cantidad significativa de dinero proveniente de la ilegalidad intentará ingresar al sistema’’ y por ello ‘‘los registros de operaciones sospechosas se van a multiplicar’’.

Ese pronunciamiento exterioriza solo algunas de las preocupaciones que hoy tienen los bancos respecto a la prevención del lavado de activos de cara a la firma del acuerdo de paz entre el Gobierno y las Farc.

En medio de la coyuntura y ante la importancia del escenario en el que Forero pronunció sus palabras, Infolaft decidió hablar con él para que explicara qué tipo de claridades necesitan los bancos y cómo se están preparando para los retos que, sin duda, traerá el denominado posconflicto.

 

 

Infolaft:

En la Convención Bancaria usted señaló que había cierta preocupación por parte del sector bancario respecto al posible ingreso de dineros de dudosa procedencia al sistema financiero con ocasión de la terminación del conflicto armado. ¿Cuánto calculan ustedes que puede ser ese dinero y por dónde ingresaría?

Orlando Forero:

La preocupación no está soportada en una cuantificación. Es una realidad que [ellos] deben tener dineros ocultos producto de sus diferentes actividades ilícitas, léase narcotráfico, secuestro, corrupción y todo lo que hay alrededor. Lo cierto es que si se logra un acuerdo de paz esas personas van a entrar a la actividad normal y uno esperaría que haya algunos recursos de actividades ilícitas que tiendan a legalizarse por la vía del blanqueo.

La preocupación no está basada en que no existan los controles adecuados en la banca. La banca lleva 20 o 25 años creando estadísticas, procedimientos, perfiles y normas que permitan identificar operaciones inusuales y colaborar con la justicia.

La pregunta de fondo es: ¿cómo van a entrar dineros que hoy posiblemente están al margen de la ley –que seguirán al margen de la ley porque se originaron en actividades ilícitas- de personas que adquieran una calidad de amnistiados o de reinsertados a la vida civil normal en Colombia?

 

Infolaft:

¿Qué nuevas normas cree que debería emitir el Gobierno para hacer claridad o facilitar la gestión del riesgo de lavado de activos?

Orlando Forero:

El llamado del gremio al Gobierno es: tengamos conciencia de que debe haber algunos capitales producto de actividades ilícitas [de personas] que al volverse ciudadanos normales van a intentar entrar al sistema. No está tan claro cómo se va a visualizar todo esto.

Cuando un excombatiente tenga una cuenta en un banco –porque ya va a estar por fuera de las listas- y empiece a mover una serie de dineros y nosotros comencemos a pedir los soportes que hoy se piden, pues vamos a tener que documentar y notificar las diferentes operaciones que nos parezcan sospechosas y que no tengan un debido soporte.

 

Orlando Forero. Foto Cristian Valencia

 

En la Convención decíamos que se requiere fortalecer aún más a la Uiaf como una unidad que tenga más inteligencia y más estadística, porque no estamos hablando solamente de dinero del narcotráfico, hablamos del dinero de la corrupción y del dinero que se mueve bajo las actividades no formalizadas. Es decir, crear una política de formalización para que las instituciones del Estado en general y las empresas busquemos manejar la mayor cantidad de dinero por un sistema que permita hacer trazabilidad y de esa forma tener mejores controles de lavado de activos y de evasión, por ejemplo.

 

Infolaft:

¿Qué medidas han planteado al interior de la Asobancaria?, ¿qué puntos específicos han tratado?

Orlando Forero:

El sistema de administración y prevención del lavado de activos es un sistema vivo que ha venido creciendo a lo largo de los años en la medida en que hemos venido aprendiendo las diferentes modalidades de lavado o de las diferentes actividades ilícitas que se van generando.

Yo no creo que hoy necesitemos nuevas normas que regulen, lo que necesitamos es tener conciencia de lo que va a pasar y conciencia de que vamos a empezar a ver una serie de reportes que se van a incrementar, porque yo sí creería –y al interior de la Asobancaria se piensa- que muchas de las personas que van a entrar en el proceso de paz a tener una actividad normal van a empezar a ingresar algunos recursos que probablemente estén en [la figura de] testaferratos o en otras figuras.

 

Infolaft:

¿Qué es lo que más le preocupa: que haya clientes actuales vinculados a la organización o a algún banco y que se descubra que tenían nexos con esta organización, o que lleguen clientes nuevos con grandes caudales de dinero?

Orlando Forero:

Parte de lo que va a pasar en el proceso es que cuando empecemos a hablar de[l concepto de] verdad van a salir una serie de personas que hoy están en el marco de la legalidad probablemente moviendo recursos [ilícitos] y tendremos que alertar qué pasa con los dineros que se están moviendo dentro de lo que hoy consideramos legalidad.

Lo segundo, como le digo, es cómo vamos a visualizar la actividad económica de aquellas personas que se mantuvieron al margen de la ley durante muchos años y hoy entran a ser clientes. Incluso, cómo vamos a manejar el tema de las listas restrictivas, porque usted sabe que cuando ponen a una organización o a una empresa importante de Colombia en esa lista al día siguiente los bancos tenemos que tomar acciones y en las listas tenemos una gran cantidad de cabecillas.

Entonces, cómo se van a manejar esas personas que se incorporan a la vida civil, que se incorporan a la legalidad y que necesitan entrar a la operación económica normal y qué va a pasar con esas listas restrictivas: estos son algunos interrogantes que tenemos.

 

Infolaft:

¿Al interior de Finandina hay algún tipo de iniciativa o de proyecto con miras a bancarizar desmovilizados?

Orlando Forero:

En el banco no tenemos una política que determine que vamos a buscar a los reinsertados como clientes, pero tampoco tenemos una política de restricción. Nosotros como banco no entendemos el concepto de la inclusión financiera como un mecanismo para incluir a la base de la pirámide, nuestro proceso es generar un mecanismo de inclusión a todos los niveles de la economía para que haya formalización.

Es decir, que un empresario intermedio que usa el agio como medio de financiación se pueda financiar con el banco Finandina para adquirir sus vehículos y que no mueva sus recursos en efectivo, sino que los mueva en las cuentas del banco.

El banco ve la inclusión no como un tema de base de la pirámide, sino como un tema transversal de la economía porque vemos grandes capitales que se mueven en efectivo y grandes negocios de compra de vehículos en efectivo y creemos que el banco debe ser un facilitador.

Con respecto a su pregunta, tenemos una política de no discriminación, pero no tenemos una política de búsqueda específica [de clientes] en ningún subgrupo. El banco tiene un segmento muy determinado de banca personal y de financiación de vehículos para capital de trabajo en empresas, y no hay una discriminación salvo que el cliente tenga la capacidad de asumir su operación de crédito.

 

Infolaft:

¿El Sarlaft que hoy tiene Finandina y los que tienen los demás bancos en Colombia seguirán siendo igualmente aplicables en el posconflicto o habrá que hacerles ajustes?

Orlando Forero:

El Sarlaft es vivo y es una aproximación estadística a la forma como se comportan los clientes. [Creo que] el gran grupo de clientes no debería tener un comportamiento diferente. ¿Qué determina el Sarlaft?: identificar al cliente, pues ahí no va a haber un cambio importante en la identificación; tener una segmentación, la cual nos permita identificar los perfiles de los clientes para determinar si la transaccionalidad que viene ejerciendo es la que su perfil le debe dar; y documentar las operaciones que se salgan del perfil para poder cerrar el marco de lo que se considera una operación que llame la atención en el sistema.

Yo no creo que haya grandes cambios, no creo que digan: ‘vamos a apagar esto y vamos a prender esto’. Es un proceso en el cual las normas, los procesos y las estadísticas que llamamos el sistema Sarlaft van a ir evolucionando.

 

Infolaft:

¿Usted cree que sería adecuada una amnistía de capitales?

Orlando Forero:

De ninguna manera. Creo que parte de lo que debería pasar es destinar los capitales para que hagan parte de la forma como se van a compensar las víctimas, pero una persona que pague su pena no puede salir a disfrutar de su botín.

 

Infolaft:

Un escenario que se podría dar en el posconflicto es que los cabecillas de las Farc vuelvan a la legalidad en Colombia, pero continúen reseñados en listas internacionales. ¿Qué cree que necesiten los bancos para poder gestionar ese riesgo?

Orlando Forero:

Sin duda el Estado tiene que generar las condiciones íntegras para que la reincorporación de esas personas a la sociedad sea completa y en esa medida si el Estado les está dando ese paz y salvo producto de un proceso, pues [ese paz y salvo] debe tener una integralidad.

Lo que no puede [pasar] es [que] el sector privado y la banca [estén] sujetas a un riesgo de reputación –el riesgo mas importante que manejamos alrededor del lavado de activos- en el cual seamos permisivos en que la plata ilegal se mueva a través de nuestro sistema.

Yo creo que le corresponde al Estado determinar, regular, administrar e instruir a la banca para que podamos operar de una forma consistente con nuestros riesgos.

 

Infolaft:

Y qué pasaría si se da el proceso de paz y estos señores ingresan a la vida civil de una forma normal, pero por ejemplo el Departamento del Tesoro no los saca de la ‘lista Clinton’. ¿Qué hace un banco?

Orlando Forero:

Yo creería que no pueden entrar al sistema financiero. Es una respuesta personal. Todos los bancos tenemos cupos internacionales, entonces ¿cuáles son los riesgos que tenemos con nuestros bancos corresponsales? Si el banco no hace una aplicación de las normas de prevención del lavado de activos a nivel mundial los bancos internacionales le cierran el acceso a estas líneas.

Entonces no es un tema de legislación interna, es un tema de legislación internacional y tiene que haber una coherencia en el proceso que vienen acompañando muchos países que, seguramente, tendrán que reevaluar [sus decisiones] para efectos de lo que vaya a pasar en el proceso de paz con los cabecillas, especialmente.