Así lo manifestó Javier Alberto Gutiérrez, exsubdirector de análisis estratégico de la Uiaf, en entrevista exclusiva con Infolaft. También considera importante que el Gobierno nombre un director(a) de la Uiaf en propiedad para atender la visita del FMI de 2017.

 

Infolaft:

¿Cuáles fueron los tres logros más importantes de su gestión en la Uiaf?

Javier Gutiérrez:

El fortalecimiento del análisis estratégico fue un paso inicial importante en la Unidad, se incorporaron más herramientas estadísticas y de análisis económico para identificación de señales de alerta por sectores y análisis de impacto de los resultados de la Uiaf. Se implementó el uso de encuestas de percepción, se diseñó e implementó la política nacional para fortalecer el sistema ALA/CFT (Conpes 3793 de 2013), se realizó la primera Evaluación Nacional de Riesgo en 2013 y se hizo el estudio conjunto con el Banco Mundial, Martha Misas y Edgar Villa para estimar las trayectorias de los dineros de origen criminal y del lavado de activos en Colombia (y queda disponible la metodología para mejorar las estimaciones con más y mejor información).

El diseño, experimentación e implementación de nuevas tecnologías (software, hardware, metodologías, procesos, integración de distintas disciplinas) para la detección, derivadas de un enfoque de Investigación, Desarrollo e Innovación (I+D+I) fue un logro mayúsculo. Se convergió hacia el máximo uso de la información, donde el empleo del Big Data fue fundamental (volumen, variedad, veracidad y velocidad).

Tal vez la tarea más difícil y a la vez más importante y efectiva fue la transmisión de ideas: hacer que el método y la tecnología fueran entendidos, aceptados y aplicados tanto en lo estratégico como en lo operativo. Se hizo un trabajo fuerte para lograr la óptima integración entre las dos áreas (estratégica y operativa). Se avanzó del análisis y difusión de casos pequeños, medianos y grandes, a identificar y entender estructuras criminales y redes criminales.

 

Infolaft:

¿Cuál fue el motivo de su retiro?

Javier Gutiérrez:

Irme de la Uiaf fue una decisión exclusivamente mía, tuve consideraciones personales y profesionales para tomar la decisión y en mi modelo de decisión tuve que incorporar muchas variables. No fue fácil emprender nuevos caminos porque la Uiaf es apasionante, permite el permanente crecimiento profesional. La tecnología y la generación de conocimiento son elementos centrales en la Unidad, es un sitio en el que se hace investigación académica aplicada para alcanzar efectividad en la misión de la Uiaf y del sistema antilavado de activos y contra la financiación del terrorismo.

Adicionalmente, los impactos del trabajo de la Uiaf son enormes: seguridad, orden económico, crecimiento y el bienestar de los colombianos. Había varias posibilidades y caminos que podía seguir en mi vida profesional y en ese árbol de decisión opté por un proyecto con reto grande, como me gusta.

 

Infolaft:

Sabemos que pasa a trabajar en Ecopetrol. ¿Qué funciones cumplirá allí?

Javier Gutiérrez:

Siempre trabajo en investigación, desarrollo e innovación: ese es el reto en Ecopetrol, enfocado en temas de cumplimiento. Trabajaré en el diseño, direccionamiento estratégico y desarrollo de instrumentos y mecanismos que ayuden al fortalecimiento continuo de la misión de cumplimiento. Voy a hacer un trabajo creativo, aplicado a la realidad del sector y de la empresa. Espero que ese trabajo tenga impacto para beneficio de la compañía y de los colombianos.

 

Infolaft:

Usted tuvo la oportunidad de interactuar con pares de la región. ¿Cómo está la Uiaf en comparación con otras UIF del mundo en lo que respecta a la detección de casos de lavado de activos?

Javier Gutiérrez:

No es sencillo hacer esas comparaciones, clasificaciones o ranking de las UIF para ubicar en ellas a la Uiaf, pues en las unidades homólogas de la región hay debilidades y fortalezas.

La mayor fortaleza de las UIF es el compromiso con sus países, con sus sistemas antilavado y con el sistema antilavado mundial. Algunas de las debilidades son estructurales, determinadas por la respectiva normatividad local que generalmente limita a las unidades para realizar un trabajo óptimo que conduzca a enfrentar de la mejor forma el lavado de activos en sus territorios y cooperar de manera efectiva con otras UIF.

Por mi formación, convicción y por el enfoque en el que creo, que da un lugar central al dato, la información, la tecnología, la generación de conocimiento y la innovación, debo decir que la Uiaf está algunos escalones arriba de otras UIF de la región y del mundo. La fortaleza y las capacidades de la Uiaf están no solo en sus posibilidades de acceso a información sino en el desarrollo e implementación de nuevas tecnologías, de un método innovador para la detección de operaciones de lavado, en un marco de integración de lo estratégico y operativo.

 

Infolaft:

En alguna conferencia le escuchamos hablar de la creación de un tanque de pensamiento en la Uiaf y del uso de elementos de la física para comprender mejor las redes criminales. ¿Qué resultado tuvo ese trabajo?

Javier Gutiérrez:

El tanque de pensamiento se creó y es sostenible. En la Uiaf se estudia y se generan ideas todo el tiempo, el conocimiento crece de forma continua y el diseño y formulación de políticas, instrumentos y mecanismos es permanente.

Es necesario hacer experimentos para validar las ideas y lo teórico, para probar herramientas y formas de trabajar, siempre buscando la máxima efectividad. La innovación no se hace en un día, hay elementos que funcionan y tienen impactos rápidos y también hay elementos y procesos que demandan muchas iteraciones para encontrar el óptimo. El proceso creador es exigente y la demanda de resultados no da espera, especialmente en la Uiaf y en una misión de tanta responsabilidad como la prevención y detección del lavado de activos. Pero con convicción y esfuerzo se logra.

Javier Gutiérrez, exsubdirector de la Uiaf. Foto archivo particular

Resultados hubo, muchos, pero aún queda un camino importante y no fácil de recorrer. Ese camino tiene que ver con la asimilación del método y principalmente del entendimiento de sus resultados (estructuras criminales, redes criminales) por parte de actores clave del sistema. Todos los actores de la cadena ALA/CFT deben estar alineados para enfrentar amenazas y riesgos de forma distinta. En esto la Unidad tiene un trabajo considerable por hacer con la Fiscalía General de la Nación, la policía judicial y los jueces.

 

Infolaft:

En abril pasado el director general de la Uiaf salió de su cargo y ahora salieron otros directivos. ¿Cree que eso puede afectar la evaluación del FMI?

Javier Gutiérrez:

La evaluación que hace el FMI es al sistema, se atiende como país. La Uiaf es una pieza central del engranaje pero el resultado de la evaluación depende de todos los actores públicos y privados. El compromiso de todos es vital.

Los evaluadores encontrarán un sistema ALA/CFT robusto, el cumplimiento técnico es satisfactorio y con un esfuerzo significativo en la organización y visualización de estadísticas y de todo lo que ha hecho el sistema en los últimos años. La efectividad también tendrá una buena calificación.

Aprovecho para reconocer el compromiso y el trabajo arduo que al respecto viene haciendo un grupo interinstitucional del que hacen parte FGN, Dian, Ministerio de Hacienda, Superfinanciera, Ministerio de Justicia y Uiaf. También hay que resaltar el trabajo dedicado de Asobancaria, del Comité Intergremial liderado por Asobancaria y de algunos supervisores. Igualmente, está siendo crucial el apoyo y compromiso de la academia y de expertos independientes en este proceso.

En cuanto a la Uiaf, el conocimiento quedó en la Unidad: allí hay gente muy capaz. La unidad cuenta con subdirectores y profesionales del más alto nivel que entienden y están totalmente comprometidos con el enfoque y con la evaluación. La Directora (e) tiene compromiso total. Sí considero importante que para la visita in situ del FMI, ojalá antes, haya Director (a) en propiedad.

 

Infolaft:

¿Qué opinión tiene del Sarlaft?, ¿es funcional?

Javier Gutiérrez:

Hay que dar un salto importante, incorporar más y mejor información y nuevas técnicas de análisis e ir más allá del cumplimiento normativo. La calidad del ROS debe mejorar, las áreas de cumplimiento y las entidades de supervisión, especialmente en el sector real, deben fortalecerse. Es importante hacer un trabajo dedicado, especializado, dirigido a los sujetos obligados del sector real de la economía. Cada sector, subsector y actividad económica requieren un sistema de administración de riesgo particular, que tenga en cuenta algunos estándares, pero que no copie literalmente el Sarlaft del sector financiero. En mora está el Sarlaft 2.0.