Pasar al contenido principal
Banner listas

Lavado de activos: ¿cómo evitarlo en su empresa?

Enviado por Infolaft el

Artículo por: Infolaft

Lavado de activos. Imagen Flickr

Lavado de activos. Imagen Flickr

El lavado de activos es un delito que busca dar apariencia de legalidad a dineros ilícitos. Estas son las estrategias más comunes.

Antes de definir ¿qué es lavado de activos? Hay que decir que en una operación de este tipo intervienen tres personas: “el malo, el vivo y el bobo”.

El malo es el que comete el delito y quien necesita ingresar los recursos provenientes de ese ilícito a la actividad económica del país. Para hacerlo se consigue a un “bobo” o a un “vivo”.

Lea también: SAGRILAFT, sistema para gestionar riesgos en empresas

En términos prácticos un “bobo” es, por ejemplo, la personas que presta su nombre o sus productos financieros para ocultar o encubrir el origen ilegal del dinero.

lavado de activos

Mientras que el “vivo” es aquel delincuente de bajo perfil que sabe lo que hace y espera ser remunerado por ayudar al malo.

También le puede interesar: listas restrictivas para prevenir el LA/FT

Proceso del lavado de activos

El lavado de activos comienza con la comisión de un delito que produce ganancias de origen ilícito, las cuales deben ingresan a la economía formal para que al delincuente se le facilite utilizarlas.

Entre los delitos fuente del lavado de activos se encuentran la corrupción, el tráfico de drogas, la trata de personas, el contrabando, el enriquecimiento ilícito, el tráfico de migrantes, entre otros.

Las organizaciones criminales pueden requerir esos recursos para financiar sus negocios ilícitos o para disfrutar de ellos mediante la compra de toda clase de bienes y servicios.

Para los delincuentes es esencial que el dinero aparezca desligado de su fuente criminal, con ello evitan ser judicializados por el tipo penal de lavado de activos, consagrado en el artículo 323 del Código Penal de Colombia.

También le puede interesar: ¿cuántas condenas se emiten en Colombia por lavar activos?

Delitos que dan origen al lavado de activos

El resumen ejecutivo de la Evaluación Nacional del Riesgo de lavado de activos y la financiación del terrorismo 2019 revela información interesante.

La corrupción es el delito fuente del lavado de activos con la amenaza más alta para Colombia.

Esa fue la percepción de los representantes de las 109 entidades de 19 sectores y actividades económicas que participaron en esa evaluación.

De acuerdo con el resumen ejecutivo, los delitos contra la administración pública –peculado por apropiación, prevaricato, cohecho y concusión– “representan la amenaza más alta”.

Le siguen el enriquecimiento ilícito, con una tendencia constante; y el tráfico de drogas, en aumento.

Mientras que el testaferrato mantiene los mismos niveles de percepción de riesgo.

Delitos como el contrabando y el favorecimiento del contrabando fueron categorizados como una amenaza de nivel medio, pero con crecimientos permanentes.

A su vez, los delitos contra el sistema financiero se calificaron como una amenaza baja-media.

Los tipos penales considerados como amenaza baja fueron el tráfico de hidrocarburos, el tráfico de migrantes, la trata de personas, la extorsión y el secuestro.

Lavado de activos y jurisdicciones de riesgo

Durante las sesiones en las que se trabajó la Evaluación Nacional del Riesgo, la Fiscalía General de la Nación suministró análisis de 14 casos.

Con base en ello fue posible establecer que el origen de los recursos ilícitos suele provenir de Colombia, México, Ecuador, Perú, Panamá, España, China y Hong Kong.

En contraste, las jurisdicciones de destino de los dineros ilegales son: Estados Unidos, Colombia, México, Venezuela, Ecuador y Panamá.

Finalmente y según el resumen ejecutivo, la percepción de amenaza es igual tanto para aquellos delitos  cometidos en Colombia, como para los cometidos en el exterior.

lavado de activos

Principales modalidades del delito

A continuación se detallan varias de las tipologías o modalidades más comunes y usadas por grupos criminales para el lavado de activos de origen ilícito:

Giros internacionales

El delincuente no puede ingresar montos altos de dinero en una cuenta a su nombre en una entidad financiera, debido a que llamaría la atención y le pedirían que justifique la procedencia de tales recursos.

En consecuencia, fracciona el dinero y realiza pequeñas transacciones a nombre de personas que prestan sus nombres para tales fines.

De esa manera logra cometer el delito de lavado de activos.

Empresas fachada

Estas empresas no desarrollan realmente su objeto social y también son conocidas como empresas de papel.

En estos casos, se busca relacionar el dinero como producto de la venta de los bienes que aparentemente fabrica y vende la empresa fachada. Pero todo se trata de una farsa.

Compra de inmuebles

Mediante esta modalidad el lavador compra un inmueble a un precio superior al valor comercial y lo paga en efectivo.

Posteriormente lo vende, incluso más barato. Su objetivo no es ganar dinero, sino poder comprobar ante las entidades financieras y ante las autoridades la licitud de sus recursos.

En este caso, será relativamente fácil para el lavador demostrar que su dinero proviene de la realización de un negocio.

También le puede interesar: ¿qué es SARLAFT?

Los 10 mandamientos contra el lavado de activos

El lavado de activos es un problema que puede afectar en cualquier momento a cualquier persona.

Por ello, es necesario que todos los ciudadanos reflexionen sobre la gravedad de este delito y adopten reglas de conducta en su vida diaria, que contribuyan a su solución y que no le faciliten el actuar criminal al “malo”.

Aquí los 10 mandamientos contra el lavado de activos:

  1. No crea todo: verifique a las personas y los documentos que soportan la transacción.
  2. No le dé pena: pregunte cuando algo en un negocio le genere dudas.
  3. Exija documentos adicionales: pida la cédula y que firmen delante suyo.
  4. Haga la tarea: realice gestiones para tratar de identificar si su contraparte tiene antecedentes judiciales. Revíselos en motores de búsqueda.
  5. A más riesgo, mayor debida diligencia: entre más grande el negocio, más cuidados se deben tener.
  6. No se preste para enredos: no preste su nombre, sus productos financieros ni su documento de identidad.
  7. Todo sobre la mesa: documente las transacciones correctamente para demostrar la buena fe, en caso de meterse en problemas.
  8. Sin máscaras: conozca quien está detrás del negocio. Recuerde que los intermediarios no son las personas que realmente están haciendo el negocio.
  9. No se meta en problemas: cuando el negocio no es claro, lo mejor es dejarlo pasar.
  10. Levante la mano: si cree que lo están utilizando para lavar activos o financiar el terrorismo, acuda a las autoridades.

Recomendados

¿Qué es extinción de dominio y cómo se evita en empresas?

La extinción de dominio es un proceso por medio del cual se afectan los bienes...

Debida diligencia del cliente: ¿qué es y cómo se hace?

Para hacer una debida diligencia y evitar problemas de lavado de activos es...

Polígrafo: ¿realmente funciona para detectar mentiras?

El polígrafo es un instrumento que registra los cambios fisiológicos que se...