La Fiscalía General de la Nación informó que el Juzgado 30 Penal de control de garantías de Bogotá profirió medida de aseguramiento no privativa de la libertad contra el empresario Carlos Alberto Solarte Castillo por los presuntos hechos de corrupción que rodearon la contratación del proyecto Tunjuelo – Canoas en el año 2009. En la misma decisión el juez profirió medida de aseguramiento con privación de libertad contra la hija del empresario Paola Fernanda Solarte Enríquez, por lo cual fue enviada a prisión.

 Los hechos que motivaron el proceso penal se relacionan con la obra del plan maestro de la Empresa de Acueducto de Bogotá (Eaab) para la descontaminación del Río Bogotá, que consistía en la construcción de un túnel para canalizar las aguas negras desde el Río Tunjuelo hasta la futura planta de tratamiento Canoas, ubicada en Soacha (Cundinamarca), para luego devolver las aguas limpias a la cuenca del río.

Según lo establecido, el proyecto fue adjudicado a la empresa Cass Constructores S.A.S., la cual mediante un convenio de asistencia técnica hizo alianza con la multinacional brasileña Odebrecht, involucrada en el proceso al parecer irregular de contratación

Luego de recopilar el material probatorio, la Fiscalía le imputó al empresario Solarte los delitos de interés indebido de la celebración de contratos y peculado por apropiación en provecho propio y de terceros, mientras que su hija fue acusada de coautora de interés indebido en la celebración de contratos, peculado por apropiación en favor de terceros y cohecho por dar u ofrecer.

Lea también: Fiscalía acusó de corrupción a Roberto Prieto por caso Odebrecht