Según informó El Tiempo, el jefe de finanzas del Clan del Golfo, quien blanqueaba y movía el efectivo de este grupo, fue capturado en horas de la mañana del pasado jueves.

 

Tras tres años de investigación, la Dijín logró capturar a Juan Pablo Vásquez, alias Matías, el hombre que lavaba el dinero del Clan del Golfo. Para lavar este dinero, confirmo la Dijín, enviaban la droga a Centroamérica y Estados Unidos y de regreso recibía mercancía de contrabando, que era llevada al San Andresito de San José, en Bogotá, y El Hueco en Medellín.


Su hermano Ómar Vásquez, también capturado, venía de pagar una condena en Estados Unidos por lavado de activos provenientes del narcotráfico. Fue Ómar quien trajo sus contactos –que obtuvo en una cárcel de EE. UU.– de clientes que recibieran la droga en Centroamérica.

Las autoridades capturaron a 20 personas más, señaladas de lavado de activos, enriquecimiento ilícito, testaferrato y contrabando.

Vea también: Millonaria extinción de dominio contra el Clan del Golfo

Así se movía el dinero:

Según la investiagión, cuando se efectuaban los pagos de los negocios de las dos zonas comerciales del país, el dinero era transportado en paquetes de 200 y hasta 500 millones de pesos, a través de ‘mulas’ (personas que contrataban para cargarlos hasta Urabá) que los entregaban a Aristides Manuel Meza Páez, alias el Indio – hombre de confianza de ‘Otoniel’– jefe del Clan del Golfo.

Con esta plata los jefes de la organización terminaban pagando los gastos de nómina. “La modalidad es conocida como ‘roquer de divisas en el mercado negro’, que consiste en el cambio de estupefacientes por mercancía de contrabando”, dijo el coronel Pablo Ferney Ruiz Garzón, subdirector de la Dijín.

Vea también: Clan del Golfo financiado con recursos producto del lavado de activos

¿Quién es ‘Matías’?

Juan Pablo Vásquez, de 39 años, figuraba como un próspero empresario con firmas en Medellín y Urabá. Viajaba con frecuencia a Bogotá y Medellín, a los San Andresitos, para finiquitar negocios pertinentes al lavado de dinero.


No manejaba dinero en efectivo, según la investigación, para evitar llevar gente y los negocios a su casa, de hecho no tenía ningún tipo de escoltas. Su empresa de mayor representación era una distribuidora de gaseosas.

Vea también: Nueva tipología de lavado de activos

Vea también: ¿Qué es una tipología? (jul 24)