Este este artículo, el número 12 de 15, Infolaft presenta la importancia de establecer pruebas de auditoría que permitan determinar si la gestión de las listas se está realizando de forma adecuada.

También le puede interesar: 15 Claves para consultar listas: 11. Atención al contexto

De acuerdo con la American Accounting Association, la auditoría puede definirse como el proceso sistemático que busca la obtención de evidencias y la evaluación de las mismas, relacionadas con las actividades de una organización, con el fin de determinar el grado de correspondencia de estas evidencias con los criterios que establezca la organización o la ley.

En otras palabras y para los fines de la prevención de LA/FT, entendemos que el proceso de auditoría tiene como finalidad principal obtener evidencias y determinar si los procesos o actividades de una organización se ajustan a sus metas, políticas y procedimientos, ya sean establecidos por cuenta propia o por la ley.

En materia de revisión de listas restrictivas, un proceso de auditoría adecuado no es nada diferente a la evaluación de los procesos que realice la empresa para esta gestión y la evaluación de adecuación de estos procesos con las políticas y procedimientos que establezca la compañía.

Lo anterior implica que el proceso de auditoría debe tener en cuenta los lineamientos que la compañía internamente señale para la revisión de listas, y debe determinar si estos procedimientos están siendo cumplidos por la organización y sus responsables.

El proceso de auditoría permite extraer una conclusión que no siempre es tan evidente ni tan tenida en cuenta dentro de las organizaciones: que las políticas y los procedimientos de revisión de listas deben ser realizables y, por ende, deben guardar correspondencia con las particularidades de la empresa.

También le puede interesar: 15 Claves para consultar listas: 9. Establecer los procedimientos

En efecto, las conclusiones negativas de la auditoria del proceso de revisión y gestión de listas no siempre ocurren por el descuido de la organización o los responsables, sino también por la existencia de políticas y procedimientos de difícil o imposible aplicación.

En este sentido, previo incluso a la auditoría pero con miras a ésta, las empresas deben proceder a diseñar sus procedimientos y políticas y deben evaluar adecuadamente que éstos sean posibles, realizables, eficientes y efectivos para los fines y de acuerdo a las características de la empresa.

También le puede interesar: 15 Claves para consultar listas: 3. Establecer las políticas