El expresidente peruano Alan García es investigado desde hace dos meses por el presunto delito de lavado de activos, según reveló el diario El Correo.

 

Las pesquisas alcanzarían a otros 30 colaboradores del expresidente, entre parientes y empresas, a fin de confirmar o descartar el origen ilícito del patrimonio del líder aprista. 

En la investigación también se incluyen  21 inmuebles adquiridos por el exmandatario y cuentas en el extranjero (Francia, España, Brasil, Estados Unidos, Suiza y Liechtenstein).  En ese sentido, los magistrados analizan las cantidades depositadas y usadas en las cuentas de Alan García a partir de la década de 1990 hasta la fecha. 

Otro sujeto a indagaciones es Pedro Morales, ex jefe de la Oficina de Infraestructura durante el gobierno aprista, debido a que existe un reporte de operaciones bancarias sospechosas y la creación de una cuenta con la que llegó a disponer de S/ 6,6 millones.

Vea también: La cifra: 500 investigaciones por lavado en Perú

Vea también: El trabajo de la UIF de Perú en torno a lucha contra el LA/FT