La Fiscalía General de la Nación informó que recaudó suficiente material probatorio que demostraría que la empresa Chiquita Brands habría direccionado recursos, a través de su filial Banadex y Banacol, para financiar el frente Arlex Hurtado de las Autodefensas Unidas de Colombia (AUC) al mando de Raúl Emilio Hasbún Mendoza, alias Pedro Bonito, quien tenía su actividad delincuencial en las zonas de Urabá y Santa Marta.

Las pruebas aportadas evidenciarían, además, la participación de directivos y algunos empleados del Grupo Chiquita Brands por encontrarse a un nivel de toma de decisión, intervención o participación en la promoción y financiación del grupo ilegal. La Fiscal de conocimiento estableció que algunos de los dineros eran entregados directamente y consignados a las cuentas bancarias de una organización creada para apoyar las estructuras armadas ilegales de las AUC.

 

Los investigados

 

Con base en el recaudo probatorio la Fiscalía dictó resolución de acusación por el delito de concierto para delinquir agravado contra los siguientes ciudadanos colombianos implicados en el caso Chiquita Brands:

 

  • Reinaldo Elías Escobar De La Hoz
  • Luis Germán Cuartas Carrasco
  • Víctor Julio Buitrago Sandoval
  • Álvaro Acevedo González
  • Víctor Manuel Henríquez Velásquez
  • Javier Ochoa Velásquez
  • Juan Diego Trujillo Botero
  • Jorge Alberto Cadavid Marín

 

Los ciudadanos extranjeros en calidad de posibles autores responsables del delito de concierto para delinquir agravado vinculados a Chiquita Brands son:

 

  • Dorn Robert Wenninger – Estados Unidos
  • John Paul Olivo – Estados Unidos
  • Charles Dennis Keiser – Estados Unidos
  • José Luis Valverde Ramírez – Costa Rica
  • Fuad Alberto Giacoman Hasbún – Honduras

 

A pesar de que el caso ameritaría un análisis acerca de si las conductas punibles constituyen financiación del terrorismo, los acusadores establecieron imputar concierto para delinquir agravado.

 

Lea también: Radiografía de la financiación del terrorismo en el mundo