El Presidente de la República, Juan Manuel Santos, pidió a las cabezas de los organismos de control que resuelvan a la brevedad posible casos de corrupción como los de Odebrecht, Reficar y Bioenergy.

Tras posesionar al Procurador General de la Nación, Fernando Carrillo Flórez, el Mandatario indicó “Les pido, señor Fiscal Néstor Humberto Martínez; señor Procurador Fernando Carrillo, y señor Contralor Edgardo Maya, que se resuelvan estos casos a la mayor brevedad posible, y que no se tenga ninguna, ninguna contemplación con ninguno de los responsables de cualquier ilícito”.

En esa medida, afirmó que en los casos de Reficar y Bioenergy “los sobrecostos sumaron –según ha dicho la Contraloría– más de 4 mil millones de dólares”, y agregó: “¿Eso a qué equivale? Equivale al doble de lo que se va a percibir con la última reforma tributaria”.

 También, puso en relieve que los hechos que han salido a la luz en los citados procesos tuvieron lugar antes del inicio de su primer mandato, pero advirtió que si algún funcionario de su Gobierno se ha visto involucrado en hechos de corrupción, deberá afrontar el rigor de la ley. “Todo esto ocurrió antes de agosto del 2010. Pero si durante mi gobierno hubo algún responsable, alguien responsable de cualquier acto de corrupción en estos casos, que le caiga todo el peso de la ley de forma ejemplarizante y, si fuese posible, con más severidad”, expresó.

El Jefe del Estado hizo lo propio al referirse al caso de Odebrecht. “Hasta ahora ningún funcionario de mi Gobierno ha sido señalado de haber sido sobornado por Odebrecht, pero si llegara a haberlo, que le caiga todo, todo el peso de la ley”, recalcó.

En esa medida, destacó el trabajo adelantado por la Fiscalía General de la Nación para resolver el caso.

“Las investigaciones sobre el caso de Odebrecht han avanzado en tiempo record por parte del señor Fiscal, de la Fiscalía, incluida la captura de un ex viceministro de Transporte del Gobierno pasado y de un siniestro personaje que aparentemente era el eslabón en esta operación”.

Así mismo, el Presidente Santos trajo a colación los casos de corrupción de Saludcoop y Caprecom, y aseguró que se obró con total transparencia en la adjudicación del Canal Uno y la venta de Isagén.

“En los casos de Saludcoop –que ha sido un verdadero dolor de cabeza, pero que está por solucionarse con su venta–, y de Caprecom –que se logró liquidar el pasado 28 de diciembre– también hay muchas preguntas que demandan respuestas de los entes investigadores y sanciones de los jueces”, dijo.

Y en relación con los casos de la venta de Isagen y la adjudicación del Canal Uno, señaló: “En ambos casos hubo un solo proponente, pero la pregunta es: ¿Hubo algo indebido?”.

Para terminar, el Presidente de la República exigió prontitud en las respuestas a cuestionamientos relacionados con eventuales casos de corrupción.“Señores Procurador, Fiscal, Contralor honorables Magistrados: Que se conozcan todas las respuestas, y se castigue ejemplarmente y pronto a los responsables”, puntualizó.

(Nota agregada de Presidencia de la República)