Este martes la Universidad del Rosario y la Unidad de Información y Análisis Financiero (Uiaf) presentaron el observatorio antilavado, una herramienta web que centralizará la normatividad, las sanciones y la jurisprudencia en materia de lavado de activos y extinción de dominio. También se hizo el lanzamiento del libro ‘Síntesis y reflexiones sobre el sistema antilavado de activos y contra la financiación del terrorismo en Colombia’.

 

Acerca del observatorio

Tal y como lo anticipó infolaft el pasado 26 de febrero (ver artículo) la Uiaf y la Universidad del Rosario concretaron un convenio para implementar un observatorio antilavado en el cual los usuarios encontrarán todas las sentencias que se han emitido en Colombia por casos de lavado de activos y de extinción de dominio, además de las sanciones emitidas por distintas entidades supervisoras contra sus vigiladas.

De acuerdo con Wilson Martínez, director del observatorio, el proyecto tuvo origen en 2010 cuando presentó al fondo de investigaciones de la Universidad del Rosario un proyecto para medir la efectividad del sistema judicial antilavado. El proyecto inicial fue tomando forma tras la solicitud que el Conpes 3793 de 2013 le hizo a la Uiaf de implementar un observatorio antilavado.

Vale la pena señalar que el observatorio antilavado estará a disposición del público desde el próximo lunes 9 de marzo en la página de Internet de la Universidad del Rosario www.urosario.edu.co

 

Nuevo libro

Martínez también aprovechó el evento para lanzar el libro ‘Síntesis y reflexiones sobre el sistema antilavado de activos y contra la financiación del terrorismo en Colombia’, en el cual queda claro, de acuerdo con su exposición, que la mayor parte de tipologías observadas en las sentencias consiste en correos humanos y contrabando de divisas, por lo cual es fácil concluir que ‘‘estamos persiguiendo el lavado fácil’’, mientras que en muy pocos casos se conoce qué entidades delincuenciales estaban lavando sus millonarios recursos.

Infolaft tuvo la oportunidad de conversar con Martínez. A continuación la entrevista.

 

Infolaft:

¿Se tuvieron en cuenta sentencias por financiación del terrorismo?

Wilson Martínez:

Lo que pasa es que tenemos muy pocas sentencias, hasta el momento una o dos sentencias por financiación del terrorismo y entonces no es suficiente como para destacar toda un área en el observatorio, pero la idea es poder expandirnos y lograr esa materia también incorporarla al observatorio.

 

Infolaft:

Usted revisó todas las sentencias con su equipo, ¿qué porcentaje de esas sentencias tuvieron participación importante de ROS?

WM:

La verdad es que eso es muy difícil de determinar porque, digamos, las investigaciones que se iniciaron por el ROS… la importancia del ROS se va difuminando en la medida que van apareciendo pruebas y evidencias. Nosotros no tuvimos acceso a los expedientes, tuvimos acceso a las sentencias y en muchas no se menciona ni siquiera el ROS, aun cuando el ROS hubiese participado, entonces esa información es muy difícil.

La única forma de saber cuántos ROS produjeron cuántas sentencias es hacer la minería en los expedientes físicos y eso pues no es viable, no tenemos los recursos para hacerlo. Nuestra ambición habría sido, por ejemplo, saber cuántos ROS se convirtieron en informes o en alguna forma de difusión a la Fiscalía, de esos [ROS] cuántos se convirtieron en acusaciones y cuántos en sentencias para poder hacerle seguimiento a toda la cadena y saber qué tan eficaz es el sistema antilavado en Colombia frente a las sentencias que se producen, pero como le digo, para saber eso uno tiene que meterse en el expediente y pues no tenemos esa capacidad, por lo menos no en este momento.

 

Infolaft:

¿Cuáles son las dos o tres principales conclusiones de su libro?

WM:

Primera conclusión: la necesidad que le urge a Colombia de publicar su estudio de riesgos, el estudio de riesgo país. Saber exactamente cómo está el tema de riesgo en Colombia, cuáles son los principales factores de amenaza y vulnerabilidad para que la sociedad civil pueda ajustar sus sistemas de prevención a esa metodología y saber que todos vamos para el mismo lado.

Segundo, la necesidad de revisar todo el sistema de justicia penal porque lo que está claro con las sentencias es que estamos persiguiendo los delitos fáciles y que las grandes redes de lavado están pasando por alto. Y una tercera conclusión que aparece allí es la importancia de los tomadores de decisiones públicas en esta materia: se necesita mayor liderazgo de parte de la Unidad de Información y Análisis Financiero, de parte del Ministerio de Justicia, de parte de la Fiscalía, y sobretodo una acción coordinada de ellos. Creo que esas son las tres conclusiones del libro.