A través de una Junta Directiva extraordinaria, anunciada en el periodo vacacional, la Cámara Colombiana de la Infraestructura (CCI) tomó la decisión de expulsar a Odebrecht, luego de concretarse las coimas que dio la compañía a funcionarios del Gobierno de Álvaro Uribe para quedarse con el proyecto Ruta del Sol.

 “El gremio conmina al Gobierno y a las instancias de control a liderar una gran cruzada nacional para combatir el fenómeno corrosivo de la corrupción en la contratación”, señala a través de un comunicado. 

La CCI también pide a los órganos de control apoyar la figura del ´pliego-tipo´, incluida en un proyecto de ley que hoy hace tránsito en el Congreso de la República.

El presidente del gremio de la infraestructura, Juan Martín Caicedo, hizo además un llamado vehemente a todos los empresarios del país para que, con comportamientos éticos y morales, se sumen a esta cruzada, sin mayor dilación.

(Nota agregada de La República)