La Oficina de Control de Activos Extranjeros de EE.UU. (Ofac por su sigla en inglés) es conocida en Colombia y en la región por emitir la denominada ‘lista Clinton’ de presuntos narcotraficantes y lavadores de activos. No obstante, esa oficina administra más de 30 sanciones contra distintos países del mundo.

 

Si un oficial de cumplimiento incluye dentro de sus políticas de prevención del LA/FT la revisión de sus clientes y demás contrapartes en las listas de la Ofac, debe saber que con ello se compromete a revisar 35 diferentes listas que involucran al Congo, Burundi, Siria, Somalia y Corea del Norte, entre otros.

Y es que desde 1962 la Ofac es la dependencia del Departamento del Tesoro de EE.UU. encargada de manejar las sanciones administrativas que el gobierno de EE.UU. ha emitido contra países que –en su concepto– amenazan su seguridad y la estabilidad de su sistema económico.

En la actualidad, son 35 las listas de sanciones que administra la Ofac:

 

¿En qué listas están los colombianos?

Los ciudadanos y empresas de Colombia solamente están registrados en cuatro de los 35 listados.

Estos son la lista de traficantes especialmente designados (Sdnt por su sigla en inglés), el listado derivado de la ley Kingpin (Sdntk por su sigla en inglés), la lista de terroristas globales especialmente designados (Sdgt por su sigla en inglés) y la de organizaciones terroristas extranjeras (FTO por su sigla en inglés).

Las dos primeras, Sdnt y Sdntk, son las que se conocen como ‘lista Clinton’. En ellas están reseñadas más de 600 personas y empresas colombianas por sus presuntos vínculos con grupos dedicados al tráfico de drogas y al lavado de activos.

Mientras que en las listas Sdgt y FTO están reseñadas las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (Farc) y el Ejército de Liberación Nacional (ELN).

 

Regla del 50 %

En 2008 la Ofac diseñó una norma hasta ahora poco conocida denominada como 50 percent rule (regla del 50) que de forma indirecta amplía el listado de personas y empresas sancionadas por los Estados Unidos.

De acuerdo con un documento oficial de la Ofac fechado ese año, ‘‘cualquier entidad de propiedad en conjunto, directa o indirectamente, del 50 por ciento o más, [de] una o más personas bloqueadas, se considera que es en sí una persona bloqueada’’.

El documento en mención agrega que ‘‘los bienes e intereses en propiedad de dicha entidad se bloquean con independencia de que la propia entidad aparece [aparezca] en el anexo de una orden ejecutiva’’.

En la práctica, los bienes y activos tienen que ser bloqueados por las entidades financieras y multinacionales con negocios o intereses en Estados Unidos –así no aparezcan en la lista– si alguien que posee la propiedad del 50 % o más sí está reseñado. Esto se entiende como una inclusión indirecta en la ‘lista Clinton’ .

 

Curiosidad: el ‘Clan del Golfo’ no está en la lista

La organización criminal conocida actualmente como el ‘Clan del Golfo’ no aparece reseñada en la famosa lista Clinton. Esto se debe, quizá, a los frecuentes cambios de nombre que ha tenido en los últimos años.

Veamos: lo que hoy se conoce como ‘Clan del Golfo’ se denominó ‘Clan Úsuga’ hasta junio de 2016, y fue llamado como ‘los Urabeños’ hasta julio de 2014.

La razón del primer cambio de apelativo se debió a que en 2014 los habitantes de la región del Urabá se quejaron ante la Policía de Colombia porque ese relacionamiento (‘los Urabeños’) estaba creando un estigma sobre ellos.

La Policía aceptó y desde mediados de 2014 el grupo criminal pasó a ser conocido como el ‘Clan Úsuga’ debido a que varios de sus cabecillas tenían ese apellido. Pero esa nueva denominación tampoco gustó.

Según un informe del periódico El Colombiano, en abril de 2016 una ciudadana envió una carta al presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, en la que solicitó que se cambiara el nombre del grupo porque “enfrentamos problemas para ingresar a otro país, obtener una beca, acceder a un trabajo, y para vivir nuestra vida común y silvestre (…) por llamarnos igual al clan Úsuga”.

El presidente Santos atendió la súplica y desde junio de 2016 la agrupación pasó a ser conocida como el ‘Clan del Golfo’ debido a que operan desde el golfo de Urabá.

No obstante, llama la atención que al revisar la lista Clinton se denota que tanto ‘los Urabeños’ como el ‘Clan Úsuga’ aparecen reportados, y no ocurre lo mismo con el actual ‘Clan del Golfo’.