De cara a la evolución del crimen organizado, y para responder a los retos del posconflicto y a las exigencias de un país en proceso de normalización, la Policía Nacional y la Fiscalía General de la Nación crearon el Sistema Nacional de Lucha contra el Crimen Organizado que busca la articulación, coordinación y complementariedad interinstitucional bajo un enfoque sistémico para afectar integralmente el sistema criminal sobre el cual gravitan las organizaciones delictivas.

En la presentación del sistema, la policía explicó que “con la creación de este Sistema se definió un nuevo enfoque investigativo y modelo operacional para profundizar sobre el comportamiento de las estructuras criminales en el país: su identificación, conformación, modus operandi, zonas de influencia y actividades de financiamiento ilícito y lavado de activos, con lo cual es posible optimizar la planeación operativa y la toma de decisiones frente a la dinámica del crimen organizado a nivel nacional, regional y local”.

El objetivo ulterior de esta nueva herramienta es evolucionar desde  un enfoque de procesos investigativos aislados hacia un trabajo coordinado en torno a las estructuras criminales. En este sentido, se reestructuraron las estrategias operativas del servicio para contemplar el análisis de posibles escenarios de criminalidad que orienten a los investigadores perseguir y desarticular los eslabones más fuertes de las redes ilícitas.

Lea también: Resultados de la Jornada Nacional contra la Cibercriminalidad

La policía comentó también que “a través de este sistema la Policía Nacional contribuirá al fortalecimiento de la administración de justicia desde una perspectiva integral, eficiente, eficaz y focalizada en todo el territorio nacional. Todo ello gracias a la adquisición y ampliación de sus capacidades tecnológicas y técnicas para la recolección, el procesamiento, el análisis, la administración y la difusión de la información, el desarrollo operacional bajo un enfoque de priorización y diferencial, además del fortalecimiento de las competencias y la especialización del personal policial responsable de combatirlo”.

Este sistema ha sido adaptado según las directrices dictadas en materia de seguridad por el Presidente la República, Iván Duque, y su ministro de Defensa, Guillermo Botero, que incluyen fortalecer las operaciones ‘Agamenón II’, ‘Esparta’, ‘Zeus’ y ‘Atlas’ para desmantelar las estructuras urbanas del Eln, capturar o neutralizar cabecillas del crimen organizado y desarticular redes criminales y economías ilícitas para normalizar las condiciones de seguridad y convivencia en el territorio nacional.

“La orden es la desmovilización o entrega individual, si no su captura o, en última instancia, ojalá no fuera necesario, su neutralización. Todo en el marco del respeto a los instrumentos internacionales de derechos humanos. La fuerza es legítima solo cuando en su ejercicio se respeta rigurosamente la Constitución y los derechos y la dignidad de la persona humana”, dijo el ministro Botero al respecto.

Lea también: Estas son las dos próximas jornadas anticorrupción de la Fiscalía