La juez 34 penal de conocimiento de Bogotá condenó al exalcalde de Samuel Moreno Rojas a 30 años (360 meses) de prisión, por ser hallado como determinador de la apropiación de COP 190 mil millones durante la construcción de Transmilenio por la calle 26 en la capital del país. El fallo también ordena el pago de una multa por valor de COP 26.000 millones, lo inhabilita de por vida para ejercer cargos públicos y no le concede el beneficio de casa por cárcel.

Moreno Rojas, quien ejerció como alcalde de Bogotá para el período 2008 – 2011, ya fue hallado culpable de los delitos de peculado por apropiación agravado en favor de terceros y concierto para delinquir agravado luego de las investigaciones sobre el carrusel de contratos en el distrito, que permitieron comprobar que Moreno fue determinador en la elaboración de varios otrosí del contrato 137 de 2007, cuyo objeto era la construcción de la infraestructura para el sistema masivo de transporte Transmilenio por la calle 26.

La juez estableció que por aprobar tales irregularidades el exalcalde, junto con su hermano Iván Moreno Rojas, recibieron sobornos por COP 30.000 millones. El valor restante que fue apropiado le correspondió a otros servidores públicos de la Personería, la Contraloría Distrital y concejales.

Para la juez, existió un acuerdo ilegal para que contratistas y servidores públicos coaptaran la administración pública de la ciudad para beneficio económico propio en detrimento de las finanzas de Bogotá. El proyecto que tenía un valor inicial de COP 300.000 millones terminó costando COP medio billón y tuvo un retraso de varios años en su construcción.

Esta es la tercera condena que se emite contra Moreno Rojas por delitos contra la administración pública. La primera fue de 24 años de cárcel por contratación indebida en el sistema de ambulancias de Bogotá y la segunda, es una pena de 39 años de prisión por corrupción en contratos de la malla vial secundaria de la capital.

Finalmente, al término de la audiencia, la juez compulsó copias para que la Fiscalía investigue por falso testimonio a Iván Moreno, quien presuntamente en el juicio de su hermano habría declarado para favorecerlo.

La decisión fue apelada por la defensa.