Una juez penal de Bogotá emitió sentido de fallo condenatorio contra el exalcalde de Bogotá Samuel Moreno Rojas en el entendido de que uso su condición de máxima autoridad de la capital del país para ceder, en medio de irregularidades, el contrato de la construcción de la fase tres de Transmilenio (troncal de la calle 26).

Según informó la fiscalía, la fiscal logró demostrar que Moreno Rojas incurrió en interés indebido en la celebración de contratos e influenció a varios funcionarios del Instituto de Desarrollo Urbano de Bogotá (IDU) para que modificaran el contrato inicial con el fin quitarle el proyecto al grupo Nule y dárselo a la empresa Conalvias, de Andrés Jaramillo López, a través de la firma de cuatro otrosí.

Las evidencias dan cuenta que el exalcalde y su hermano, Iván Moreno Rojas, y cerca de cuatro personas más, recibieron dinero de manera ilegal por las maniobras que permitieron los cambios en el proceso de contratación.

La juez de conocimiento señaló que el sentido de fallo será condenatorio contra el exfuncionario es en calidad de autor del delito de concierto para delinquir agravado y como determinador de peculado por apropiación.

Durante la audiencia la fiscal del caso pidió condena de 33 años de prisión efectiva en la cárcel la Picota de Bogotá y multa de COP 190 mil millones, que corresponderían a los dineros apropiados por el exalcalde y otras personas que conocían y participaron de las maniobras ilícitas.

El próximo 30 de septiembre será conocida la sentencia.

Lea también: Así fue juicio contra Samuel Moreno por carrusel de contratos