Los oficiales de cumplimiento evolucionamos ante las crisis: ASOCUPA

Enviado por Infolaft el Vie, 12/08/2022 - 17:35

Artículo por: Infolaft

Agosto 12, 2022

Así lo aseguraron, en entrevista exclusiva con Infolaft, los principales directivos de la Asociación de Oficiales de Cumplimiento de Panamá (ASOCUPA).

Son múltiples y muy complejos los retos a los que se enfrentan los oficiales de cumplimiento de Latinoamérica.

Además de los riesgos derivados del creciente uso de los criptoactivos y de la ineficacia de la guerra contra las drogas –principal generador de recursos ilícitos en el mundo–, se suman la frecuente innovación de las dinámicas criminales y la informalidad económica suscitada debido a la crisis del Covid-19.

En medio de este escenario desafiante, Infolaft entrevistó a Zuleymi Velasco, presidenta del Congreso Internacional de Cumplimiento; y a Gabriel Quintero, presidente de la junta directiva de la ASOCUPA.

Los altos directivos atendieron al equipo de Infolaft desde Ciudad de Panamá, desde donde se encuentran preparando la séptima edición del Congreso Internacional de Cumplimiento, un evento que se realizará el 20 y 21 de octubre de 2022 y al que asistirán más de 500 profesionales de todo el continente.

Infolaft:

¿Cuáles son los principales retos a los que se enfrentan actualmente los oficiales de cumplimiento?

Zuleymi Velasco:

En la actualidad, los oficiales de cumplimiento nos enfrentamos a muchos cambios de paradigmas. El principal se relaciona con la legitimidad de los soportes de información por medios digitales, ya que las nuevas tendencias tecnológicas nos permiten acortar distancias, optimizar tiempos y mejorar los procesos, pero también suponen nuevos riesgos relacionados a las vulnerabilidades y la delincuencia cibernética.

Los oficiales de cumplimiento modernos no podemos darnos el lujo de quedarnos atrás respecto a los nuevos mecanismos y tipologías existentes y por surgir.

La administración del riesgo, en este caso el riesgo legal, representa el principal foco de atención de la gestión de cumplimiento. Mientras que, en el frente de la sostenibilidad, el manejo de crisis y la protección de la reputación de la marca son retos indiscutibles a los que se enfrenta el encargado de cumplimiento.

La protección de datos, por su parte, es un reto para todas y todos: para la empresa, las instituciones estatales y sin duda para el oficial de cumplimiento, que es quien administra, da tratamiento y transmite información personal y sensitiva de distintos tipos de actores dentro de la actividad comercial que se realiza en cada sector obligado a cumplir con la prevención del blanqueo de capitales y de otros delitos de tipo financiero.

Gabriel Quintero:

Los oficiales de cumplimiento actualmente tenemos un volumen importante de retos dentro de nuestros entornos laborales y esto se debe a que la mayor parte de los actores de la industria financiera y no financiera, requieren mayores protagonismos de sus líneas de defensa.

Es importante destacar que actualmente los oficiales de cumplimiento debemos tener un conocimiento integral de la operativa diaria de las entidades donde laboramos, de las tendencias que surgen cada día en la región, así como un conocimiento oportuno de los riesgos inherentes, tanto locales e internacionales, referentes a los mercados, entre otros.

Es más, se puede decir que los oficiales de cumplimiento, somos una medida de control para prevenir no solo los temas relacionados al lavado de dinero, financiamiento del terrorismo y financiamiento de la proliferación de armas de destrucción masiva, sino más bien somos actores claves para evitar de forma integral la materialización de los intereses operativos y estratégicos de los delincuentes.

Otro de los retos relevantes que se mantienen en nuestra profesión es que, en algunos casos, la oferta económica brindada por el mercado es muy parca e incongruente con la experiencia, valor agregado y responsabilidad a nivel del regulador que se debe mantener. Todo esto a pesar de la gran cantidad de frentes que debemos mantener monitoreados y vigilados los oficiales de cumplimiento.

Infolaft:

¿Qué tanto cambió la labor del oficial de cumplimiento a raíz de la pandemia?

Zuleymi Velasco:

La pandemia ciertamente representa cambios para todos. A raíz de esta crisis mundial los oficiales de cumplimiento hemos tenido la oportunidad de ampliar nuestra cosmovisión y emplear nuevas y mejores herramientas, optimizar los recursos y replantear el discurso para el cliente interno y externo, pues en las empresas la construcción de la cultura de cumplimiento ha sido, a través del tiempo, un reto en sí misma.

Las nuevas tecnologías, el trabajo remoto y la comunicación sincrónica y asincrónica nos han permitido evolucionar y llegar al siguiente nivel.

Por ejemplo, al alcance de un clic podemos comunicar a nuestras partes relacionadas de los nuevos avances legislativos, las necesidades del mercado y del cliente, los hallazgos y por supuesto los riesgos. Los avances nos permiten integrar negocios y controles de una manera sinérgica.

Gabriel Quintero:

A lo largo de esta pandemia todas las profesiones a nivel de la economía han tenido que realizar una transformación a nivel cultural y operativo, producto de los nuevos riesgos latentes que han surgido a lo largo de estos años.

No obstante, los oficiales de cumplimiento no hemos perdido protagonismo en estos cambios. Es probable que desde el año 2020 los oficiales de cumplimiento hayamos adquirido mayor relevancia en el gobierno corporativo de cada una de las entidades donde desarrollamos nuestras actividades diarias, en función a esta nueva dinámica cultural.

A lo largo de estos dos años hemos necesitado ser más tecnológicos, adaptarnos a los cambios repentinos, ser más tolerantes y comerciales para poder brindar un asesoramiento razonable, y así evitar caer en incumplimientos y proteger a nuestras entidades.

En estos tiempos la labor del oficial de cumplimiento es mayor, ya que, en la mayoría de los negocios, la tolerancia y el apetito de riesgo cambiaron, tomando en cuenta que las carteras de clientes –activos y pasivos– cambiaron su concentración. Es decir, de una clientela formal pasamos a una concentración en un mercado informal, tomando relevancia el desempleo surgido de la pandemia, la crisis económica a raíz de la guerra entre Ucrania y Rusia, entre otros.

Infolaft:

¿En qué ha consistido el rol de los oficiales de cumplimiento para ayudar a Panamá a salir del listado del GAFI?

Zuleymi Velasco:

Nuestra labor es indiscutible y forjadora de la cultura de cumplimiento nacional. Ya no somos un mito y tampoco nos resulta difícil explicar nuestro propósito a familiares, amigos y colegas.

Podemos decir con propiedad que los oficiales de cumplimiento somos la clave en la consecución de los compromisos adquiridos con los organismos internaciones. Si bien no podemos hablar con certeza en este momento de una salida de la lista, estamos cada vez más cerca del objetivo.

Avanzar hacia la profesionalización a nivel universitario de los expertos en cumplimiento y hacia la creación de la figura en las instituciones estatales incrementaría el alcance que tiene nuestra gestión para lograr la meta deseada.

El rol de oficial de cumplimiento consiste en gestionar riesgos legales, comprender las necesidades del negocio y del cliente, conocer los productos y servicios de tal manera que sea posible identificar las inusualidades y sospechas.

También debemos promover con entusiasmo la ética, la transparencia y el conocimiento de las normas que nos regulan, asegurarnos de la implementación y efectividad de los controles y participar activamente de la estrategia nacional.

Gabriel Quintero:

Desde el año 2015 los oficiales de cumplimiento realizamos una labor continua por culturizarnos en una diversidad de temas, manteniendo mayor participación en centros de estudios, certificaciones e ir de la mano con la alta gerencia de las entidades para ir fortaleciendo y blindando esos riesgos inherentes a los que estamos expuestos.

Desde que Panamá ingresó nuevamente a la lista gris del GAFI, los riesgos reputacionales, de contagio y legales, son cada vez más recurrentes en nuestro día a día, poniendo a prueba nuestro conocimiento y experiencia en cómo poder mitigar o prevenir riesgos que, posiblemente, no surgen desde una transaccionalidad significativa, sino más bien, mediática. Esto impacta considerablemente a las entidades y a la gestión.

Es por ello que los oficiales de cumplimiento actualmente debemos tener un conocimiento integral sobre las diferentes aristas que se encuentran en la palestra pública para así brindar un valor agregado a la alta gerencia y a la junta directiva desde una perspectiva comercial, pero a la vez cumpliendo con las normas según lo estipulado en esa normativa vigente aplicable.

Infolaft:

¿Cuáles son sus expectativas al retomar la presencialidad en este séptimo Congreso Internacional de Cumplimiento?

Zuleymi Velasco:

Como presidenta del congreso y como miembro de la asociación por más de 10 años, personalmente, mi expectativa es ver materializado el crecimiento de la ASOCUPA y de nuestro evento anual como el congreso insignia para los oficiales de cumplimiento, consultores y expertos relacionados a la materia, ahora con un enfoque internacional y con la capacidad de agrupar a más de 500 profesionales.

Esperamos recibir a nacionales y extranjeros en nuestra casa para conectar, compartir y trazarnos las metas necesarias como individuos y como colectivo.

Gabriel Quintero:

Desde la presidencia de la junta directiva de la Asociación de Oficiales de Cumplimiento de Panamá (ASOCUPA), el retomar la presencialidad en este congreso 2022 es un factor importante para tener esa interactividad con las tipologías, experiencias y actividades que han surgido en diferentes entidades, tanto a nivel local como regional, producto de estos cambios significativos (pandemia, guerra, entre otros).

La actual junta directiva, así como las anteriores, hemos apostado de manera prioritaria en darle un espacio, tanto a los miembros como no miembros de la asociación, para brindarles en el mes de octubre la atmósfera para conversar, entender y discernir sobre nuevas tendencias, relacionarse con otros homólogos sobres sus iniciativas, conocer nuevos controles que pueden ser efectivos en sus actividades diarias; y sobre todo, poder seguir relacionándonos de forma continua al pasar los años.

Por otro lado, desde ASOCUPA hemos estado comprometidos con apoyar en el mejoramiento de la imagen del país y fortalecer la confianza de la comunidad nacional e internacional. Esta iniciativa organizada por ASOCUPA espera la participación de más de 500 profesionales, entre sujetos obligados financieros y no financieros.

Infolaft:

¿Qué beneficios y ventajas obtendrán los profesionales que asistan al congreso?

Zuleymi Velasco:

Al participar del congreso insignia de ASOCUPA para Panamá y la región, tendrán la oportunidad de conectar con profesionales de diversas ramas y disciplinas, nutrirse de una agenda académica pensada y elaborada para que los oficiales de cumplimiento establezcan sus consideraciones para el programa de cumplimiento del año entrante, comprendiendo nuevas metodologías, nuevos riesgos y conociendo a nuevos referentes en cada área de experiencia necesaria para conseguir los objetivos individuales, de la empresa y principalmente, del país.

Gabriel Quintero:

El comité de congreso de este año, como en años anteriores, ha diseñado un programa académico integral que aporta y brinda valor agregado a los participantes en temas actuales relacionados con la prevención del blanqueo de capitales, financiamiento del terrorismo y financiamiento de la proliferación de armas de destrucción masiva.

Este año contaremos con más de 30 expositores, tanto nacionales como internacionales, donde podrán conocer temas que hacen tendencia actualmente entre ellos el cibercompliance y ciberseguridad; temas de interés en relación con los ataques de Conti en Costa Rica; las funciones relevantes del oficial de cumplimiento dentro de las entidades reguladas; y asuntos de interés sobre los criptoactivos.

Toda esta variedad de temas se realizará de forma interactiva y dinámica con nuestros participantes, utilizando formatos de talleres con los diferentes reguladores.

Por otro lado, contaremos con un ciclo de conferencias simultáneas para los diferentes sectores, con el fin de dar respuesta a las principales inquietudes de los participantes. También y como parte de los valores agregados que brinda este congreso, tenemos la acreditación de 16 horas de capacitación continúa avaladas por ACAMS.

El congreso está dirigido a profesionales de los sectores de valores, bancos, fiduciarias, financieras, seguros y reaseguros, cooperativas, abogados, contadores, remesas, casinos, casas de empeño inmobiliarias, constructoras y corredores de bienes raíces, zonas francas, venta y reventa de autos, reguladores, proveedores y estudiantes.

Recomendados

Retos de 2023 para la lucha contra el LA/FT en Latinoamérica

El nuevo año sirve siempre como oportunidad para reflexionar sobre los logros o...

Ecuador: ¿militares, policías y jueces a entregar ROS?

La Comisión de Régimen Económico de la Asamblea de Ecuador analiza una novedosa...

Coinbase recibe sanción por fallar en detectar operaciones sospechosas

El Departamento de Servicios Financieros de Nueva York (NYDFS en inglés) impuso...